Skip to content

Octavos de Final de la Champions League

Champions
Hoy ha tenido lugar el sorteo de los octavos de final de la Liga de Campeones 2012/13. Las fechas de los partidos de ida tendrán lugar los días 12-13-19-20 de febrero 2013 mientras que los encuentros de vuelta,  se disputarán en los campos de los equipos cabezas de serie,  serán los días 5-6-12-13 de marzo de 2013.

Galatasaray – Schalke 04
Celtic de Glasgow – Juventus de Turín
Arsenal – Bayern de Munich
Shakhtar Donestk – Borussia Dortmund
AC Milan – Barcelona
Real Madrid – Manchester United
Valencia – Paris Saint Germain
Porto – Málaga

Familias de fútbol: Los Blind, del pasado al futuro

El Real Madrid se enfrenta al Ajax de Amsterdam en una nueva jornada de la Liga de Campeones. Se trata del cruce de dos viejos conocidos que vuelven a encontrarse en el camino. Mientras que el conjunto blanco ha mantenido el nivel a lo largo de los años, salvo pequeños altibajos, los holandeses se alejan de aquel majestuoso equipo que maravilló a Europa en los años noventa. Se trataba de un bloque joven formado por canteranos y fichajes adecuados. Tan solo el ex centrocampista del Milan Frank Rijkaard y el capitán Danny Blind pasaban de los 25 años. Algo similar a lo que sucede hoy día en que salvo el ex sevillista Poulsen (32 años), Jassen (31 años) y Moisander (27 años) ninguno de la plantilla supera el cuarto de siglo. No se trata del único nexo de unión entre ambas generaciones, gracias a la familia Blind el presente y el pasado del Ajax se unen para mirar al futuro ya que el hijo de Danny Blind se ha hecho con el lateral izquierdo tratando de afianzarse en el equipo que entrena Frank de Boer y que suman con él quince canteranos en el vestuario.

Su progenitor fue partícipe de una de las épocas más gloriosas del Ajax. Su artífice fue Van Gaal, un maestro de escuela que llegó al club en 1987 como entrenador de juveniles y fue ascendiendo hasta llegar al tope para formar un prometedor bloque integrado por los hermanos De Boer, Kluivert, Davids, Reiziger, Seedorf, Bogarde, Finidi y Kanu y Litmanen. La esencia del juego era el toque rápido, movimiento sin exageraciones y la posesión. Sobre todo esta última era la clave para el técnico holandés que les inculcaba la necesidad de tocar y mantener el balón para cansar al contrario y buscar el espacio por el que acuchillar sin piedad. A Louis no le temblaba la mano cuando debía prescindir de un jugador que no había hecho una buena actuación. Le sucedió a Stanley Menzo tras su error en la final de la Copa de la UEFA en 1993, por lo que tuvo que ceder su puesto a Van der Sar, y a Bryan Roy que fue vendido al Foggia para ser reemplazado por Marc Overmars.

Cuando Danny Blind alzó la Copa de Europa en Viena, Van Gaal ya sabía que el equipo tenía las horas contadas puesto que diversos clubes italianos habían comenzado a tantear a sus jugadores. Aquel título supuso, además, la reivindicación de uno de las pocas entidades que se nutrían de la sangre nacional en un año en que la Ley Bosman revolucionaría el mercado de fichajes internacionales. Se había abierto la veda para que cualquier entidad desnudara al Ajax de sus principales piezas a coste cero mientras hubieran finalizado sus contratos.

Aún así, dio tiempo para que la temporada 95-96 el Ajax ganara el campeonato holandés por tercer año consecutivo y llegara a la final de la Copa de Europa previa remontada en Semifinales en Atenas ante el Panathinaikos. La Juventus, de la familia Agnelli, se impuso 4-2 en los penaltis después de que Ravanelli, para los italianos, y Litmanen, para los holandeses, hubieran conseguido el 1-1. La clave estuvo en las dos paradas del portero Angelo Peruzzi a Davids y Silooy. Se iniciaba de esta forma el fin del Ajax que se vería confirmado tras el fichaje de Seedorf a la Sampdoria, Kluivert, Reiziger y Davids al Milan que concluiría con la apuesta de Van Gaal por el FC Barcelona llevándose con él a parte de su tropa: los De Boer, Reiziger, Kluivert, Bogarde, Litmanen…

No todos huyeron, algunos decidieron quedarse en el Ajax hasta su retiro. Es el caso de Danny Blind que tras llegar al equipo en 1986 no se despidió hasta el día en que colgó sus botas tras cinco Ligas, cuatro Copas, 3 Supercopas, 1 Copa de la UEFA y 1 Liga de Campeones, entre otros trofeos. Posteriormente, obtendría como entrenador la Copa y Supercopa de Holanda. Su pasión por ese escudo ha sabido inculcársela a su hijo, Daley Blind, quien ha ido avanzando a través de las categorías inferiores para hacerse un hueco en el primer equipo que entrena Frank de Boer.

A sus 22 años, este lateral izquierdo ha tenido que esquivar el cartel de ‘hijo de’ para demostrar su valía por sí mismo. Consciente de que aún está en pleno proceso de formación y que le queda un mundo por delante hasta ser decisivo en la zaga, poco a poco va ganándose la titularidad mientras acumula experiencia tras cada partido. Sabe jugar y cómo aportar su talento sin tener miedo a disputar el balón. En su mente está, al igual que hizo su padre, perfeccionar el aspecto ofensivo de su posición para conseguir anotar. Se prevé que su futuro continúe ligado al del Ajax puesto que aunque su contrato finaliza en 2013, el club ha declarado que tiene intención de sentarse en diciembre a negociar su renovación. Quizás Daley llegue a convertirse en una de las piezas claves del Ajax del siglo XXI que recupere los éxitos que cosechó su padre. El primer paso para lograrlo sería ganando al Real Madrid en Champions para romper un maleficio que les ha acompañado durante las dos últimas temporadas.

Raby Howell, el primer gitano en la Premier League

En tiempos en los que el mestizaje en las ligas es habitual y conviven en las plantillas jugadores de las más diversas procedencias resulta complicado ponerse en la situación de Raby Howell, el primer futbolista de raza gitana que jugó en la Liga Inglesa en elLiverpool y Sheffield United. Cuando el fútbol aún estaba estrenándose y las normas escribiéndose, el 12 de octubre de 1867 nacía en Wincobank en el seno de una familia romaní que se dedicaba a vender ollas y sartenes. Posiblemente, Robert era el nombre que escogieron sus padres para él pero un error ortográfico hizo que figurase como Raby.

Raby Howell

Desde pequeño demostró su pasión por el fútbol en Ecclesfield y Rotherham(Rotherham Swifts) ajeno al futuro que le esperaba. A principios de 1890 ya jugaba en la Segunda División a cambio de diez libras semanales de salario. Comenzó como delantero pero poco a poco fueron retrasando su posición al centro del campo escorado a la banda, haciendo suyo ese lado cada vez con más frecuencia hasta finalizar como lateral derecho. Corría el año 1892, vestía la camiseta del Sheffield United y el club se había unido a la Liga de Fútbol. Su corta estatura, 1’65 metros, no fue un impedimento para ejercer de jugador muy hábil y con capacidad para llevarse el balón en cada disputa con sus rivales, quienes le tenían miedo por ser tan duro como una roca. A pesar de su rapidez y agilidad, todo su empeño por destacar quedaba en nada por su decepcionante remate. Quizás por este motivo pecaba de ser poco pasador y de mantener en exceso la posesión de la pelota en su poder, para tratar de finalizar con éxito alguna de las jugadas que él mismo iniciaba.

Uno de sus mayores éxitos fue lograr el ascenso con los Blades y conseguir el título de Liga en la temporada 1897-98. Había llegado el momento de salir del club para aterrizar en el Liverpool. Los motivos de su marcha aún no se han aclarado al estar envueltos por la polémica. En su trayectoria en el Sheffield United fueron muchos los actos indisciplinarios y las sanciones que le cayeron. La gota que colmó el vaso fue en un partido en la que era la casa del Sunderland entonces, Newcastle Road, en el que por su culpa su equipo encajó dos goles cuando estaba pugnando por el título liguero. Perdieron 3-1 en un encuentro vital y gran parte de culpa fueron las dos acciones de Howell. La afición no se lo perdonó puesto que consideraban que un futbolista con la experiencia y habilidad suya no comete dos errores del mismo calibre en un choque tan decisivo como el que estaban disputando. Dudaron de él y pensaron que estaba envuelto en algún tipo de chantaje o sabotaje por lo que no fue convocado en los dos siguientes partidos. Su regreso ante el West Bromwich Albion siguió en la misma línea y volvieron a perder 2-0. Sin embargo, el campeonato fue suyo terminando la temporada con 42 puntos, por delante de Sunderland ( a tres puntos) y de Wolverhampton Wanderers, terceros a siete puntos. La solución fue su venta al Liverpool en la primavera de 1898 a cambio de 200 libras.

Su debut como Red tuvo lugar ante el Aston Villa en el último encuentro de la temporada con victoria contundente con cuatro goles a favor. Al año siguiente el equipo lograría el subcampeonato y Howell sería pieza clave participando en más de treinta partidos. Con el paso de los meses, fue perdiendo protagonismo por lo que cuando el Liverpool consiguió su primer título en 1901 estaba relegado al banquillo y pensando en su futuro fuera del club. Aquel verano fichó por el Preston North End, en el que estaría hasta que una lesión en 1903 le apartaría definitivamente de los terrenos de juego al fracturarse su pierna. No quiso seguir ligado al fútbol una vez que colgó las botas de manera obligada, cambió el balón por una tienda de frutas y verduras de su propiedad que hacía entregas locales en carro de caballos.

Sobre su vida personal se conoce el nombre de sus dos esposas: Selina Smith y Ada. Según el censo de 1911 tuvo diez hijos en total, de los que cinco perdieron la vida por diferentes causas durante su infancia. No existen datos sobre la fecha exacta de su muerte pero se conoce que en la Navidad de 1936 Raby Howell ya había perdido por completo su visión y todo apunta a que falleció el 21 de julio de 1937 a los 69 años. No moría un jugador más, sino el primer futbolista de raza gitana que militó en la liga inglesa y que, además, pudo jugar en dos ocasiones representando Inglaterra. La primera fue en la goleada, 9-0, ante Irlanda en marzo de 1985 en la que incluso anotó el quinto gol del partido en el minuto 36 en el Derby County Ground. La segunda tendría lugar en Villa Park de Birmingham en abril de 1899 ante Escocia.

Las claves del fin de semana futbolero: El ojo de Cristiano, los 76 de Messi y la lesión de Terry

Una jornada más el FC Barcelona mantiene los ocho puntos que le separan del Real Madrid en la Liga BBVA. Ante el Mallorca el Barça ha obtenido una nueva victoria con doblete de Messi que le permite superar a Pelé en goles anotados en una misma temporada mientras el público le regalaba cánticos similares a los que Cristiano Ronaldooyó en su visita hace algunas semanas. Al conjunto blanco le ha costado más ganar su partido contra el Levante debido al mal estado del terreno de juego debido a la lluvia caída durante las últimas horas. El balón se frenaba en cada pase, las jugadas se interrumpían y el juego se ralentizaba. La situación se complicaba para los de Mourinho cuando Navarro le propinó un codazo en el ojo a Cristiano Ronaldo que propició que en la segunda parte tuviera que ser cambiado para que entrase Albiol, aunque previamente había anotado el primer gol del partido. El tanto de Ángel hacía presagiar que la Liga podría acabarse esta jornada. Sin embargo, la entrada de Morata y su gol cuando tan solo llevaba un minuto en el campo apela a su reivindicación, efectividad y enciende el debate que colea últimamente sobre el valor de la cantera blanca.

La tarde del sábado fue mala compañera de los conjuntos gallegos. Celta de Vigo, primero, y Deportivo de la Coruña, después, cayeron derrotados en sus respectivas visitas al Rayo Vallecano y Zaragoza. El guión en ambos encuentros fue similar. Los visitantes se adelantaron en el marcador consiguiendo un cómodo 0-2, que sería insuficiente para cerrar el partido cuando se quedaron con un jugador menos y en los dos choques se produjeron penaltis. La consecuencia final fue que el conjunto vallecano remontó para finalizar 3-2 y el Zaragoza sorprendió a todos los espectadores llegando a anotar cinco goles que le dieron los tres puntos.

Heliópolis inauguraba la jornada en la que el Betis perdió en el duelo andaluz ante elGranada. En Sevilla ya empieza a hablarse del partido más esperado de la temporada al que tanto béticos como sevillistas acuden tras ver a sus equipos derrotados. La imagen delSevilla en San Mamés vuelve a recordar a los fantasmas del pasado que reaparecen cuando las cosas no van bien. Tras la rueda de prensa de Míchel parece que se vivirá un punto de inflexión en los nervionenses. La falta de acierto, desaprovechar las ocasiones que se producen y recuperar el buen estado de sus figuras es la principal tarea del míster, ya que de los once jugadores que suelen saltar al campo tanto solo Navas es el que cumple con diferencia. La buena noticia es que el Athletic ha conseguido una victoria balsámica que apacigua las aguas tras el fracaso de la jornada de Europa League ante el Lyon. El Atlético de Madrid sigue en su línea de victorias. En el derbi madrileño ante el Getafe ha conseguido sumar tres puntos más sin desplegar su mejor juego. Real Sociedad yOsasuna ganaron a domicilio ante Málaga, desconcentrado por los problemas económicos del club, y Espanyol que no termina de encontrar el rumbo esta temporada. Tampoco elValencia ha conseguido pasar del empate ante el Valladolid en la mañana del domingo y sigue sin ganar fuera de casa.

En Inglaterra, la noticia se produjo en el partido entre Chelsea y Liverpool en el queTerry se ha lesionado en una jugada con Luis Suárez y podría perderse lo que queda de temporada. El empate solo sirve para cómo sus rivales directos, Manchester United yCity, le sacan una ventaja de tres y un punto respectivamente tras sus victorias ante Aston Villa, con remontada, y Tottenham. Por su parte, el Arsenal sigue lejos de la cabeza de la clasificación y su empate contra el Fulham, 3-3, no ayuda a escalar puestos. Everton y West Bromwich Albion ocupan unas meritorias cuarta y quinta plaza gracias a sus victorias ante Wigan y Sunderland.

En Italia, la Juventus sigue siendo aún más líder tras su abultada victoria, 1-6, ante Pescara y la caída del Inter ante el Atalanta, 3-2. De esta forma, y con la victoria del Nápoles en Génova o la de la Fiorentina ante el AC Milan con Borja Valero como protagonista estelar gracias a su gol que ha ayudado a que su equipo gane. Lazio les sigue de cerca ayudados por la Roma que se quedó mermada debido a la expulsión de De Rossi.

En Alemania, el 2-0 del Bayern ante el Eintracht le hace aún más líder al mantener el colchón de sieto puntos que le separan del Schalke. Haber ganado al Werder Bremen le permite también gozar de tres puntos de ventaja sobre el rival del Bayern. También en el campeonato doméstico el Borussia Dortmund mantiene su nivel mostrado ante el Real Madrid en Champions. Esta vez su verdugo ha sido el Augsburgo, que se sitúa como farolillo rojo de la Bundesliga. Importante es el tropiezo del Leverkusen ante el Wolfsburgo situado en la parte baja de la tabla.

Los jugadores más violentos de la historia del fútbol

Son violentos, sus rivales les temen por sus duras entradas y han protagonizado las lesiones más escalofriantes del fútbol mundial. No solo se trata de futbolistas que cada vez que pisan el césped maltratan a sus adversarios con su dureza sino que algunos se han ganado el cartel gracias a alguna acción puntual que será recordada hasta la saciedad. En plena campaña contra Pepe por un supuesto vídeo que Pep Guardiola tenía guardado y en el que quedaban inmortalizadas sus terribles actuaciones, habría que plantearse si el central del Real Madrid está evolucionando desde su llegada para apartarse de esa imagen de ‘carnicero’ o por el contrario es algo innato en él que jamás podrá cambiar. Su caso no es un asunto aislado sino que junto a él existen otros ejemplos que personifican la imagen del rudo futbolista que cada vez que hace acto de presencia dejando su sello de identidad en un rival se cuestiona si las normas deberían cambiar o si los castigos deberían ser más severos para los infractores.

Casquero agredido por Pepe

En los años sesenta, cuando las cámaras no captaban cada segundo de partido desde cualquier ángulo, Norbert Stiles se hizo famoso por su peculiar forma de realizar su trabajo. Era el antihéroe que todo equipo necesitaba para reforzar la gloria de mitos del balón como Bobby Charlton o George Best. A la sombra de ellos cumplía a raja tabla su cometido, que se reducía a robar el balón y pasarlo a un compañero, ‘get it and give it’, pero para ello se valía de cualquier tipo de treta que en el mejor de los casos simplemente desquiciaba a su rival. Patadas en los tobillos, provocaciones, empujones, escupitajos, pellizcos y codazos estaban a la orden del día mientras él estaba en el césped. Además, su físico le acompañaba a la hora de meterse en su papel puesto que le faltaba la mitad de la dentadura al haberla perdido en un golpe durante un encuentro. Era miope, con poco pelo y bastante feo. El Tigre sin dientes acudió al mundial de 1966 a pesar de encontrarse con numerosos impedimentos por parte de los amantes del juego limpio que conocían sus argucias para desestabilizar al rival. Jugaba con lentes y no dubitaba fingiendo haberlas perdido cuando el rival iba por delante en el marcador. A Eusebio logró anularlo en el choque ante Portugal. En todo ránking deviolentos siempre aparece su nombre en el lado más extremo por culpa de sus desmesuradas y peligrosas patadas.

 

Quizás Vinnie Jones se basó en él para desarrollar su carrera como centrocampista defensivo. Su apodo, The Hard Man, define a la perfección lo que era y lo que hacía. Por su posición en el campo debía bloquear el juego del rival y para ello no dudaba en romperlo aunque ello implicase llevarse a algún contrario por delante. Entre las agresiones que se recuerdan destaca la que le hizo a Gascoigne cuando éste jugaba para el Newcastle. Durante el encuentro le propinó toda clase de golpes hasta que decidió agarrarle directamente por los testículos mientras le decía: ”Me llamo Vinnie Jones, soy gitano y gano mucho dinero. Te voy a arrancar la oreja con los dientes y luego la voy a escupir en la hierba. ¡Estás solo, gordo, sólo conmigo!”. Hay que mencionar también a Gay Stevens a quien lesionó de manera que no pudo recuperarse al cien por cien y tuvo que abandonar el fútbol a los treinta años. Entre sus registros está el haber sido el jugador que menos tiempo ha tardado en ver cómo le sacaban una tarjeta amarilla. Tan solo tres segundos fueron necesarios desde que saltó al campo y le entró al delantero. También superó las cuarenta faltas disciplinarias, fue castigado a pagar 20.000 libras y fue expulsado en doce ocasiones. En 1999 los integrantes de los equipos de la Premier respiraron tranquilamente, Vinnie se retiraba para dedicarse al mundo de la interpretación trabajando en películas como Lock & Stock donde hacía de asesino a sueldo, como no podía ser de otra forma.

 

Roy Keane superó a Jonnes siendo expulsado en trece ocasiones. El centrocampista irlandés fue el capitán de una de las mejores épocas de Ferguson en el Manchester United, se convirtió en ídolo de la afición pero también perteneció al grupo de los bad boys del fútbol inglés. Su carácter dentro y fuera de los campos hizo que estuviera siempre involucrado en polémicas que alargaban su currículum. Sus peleas en pubs quedaban en nada cuando se vestía de corto para defender tanto a su equipo como a su selección. Quizás su pasado en el mundo del boxeo tuvo algo que ver para que a la mínima ocasión convirtiera vestuarios, túneles o el propio campo en un ring en el que lidiar sus batallas. De todas en las que se vio implicado hay una que destaca sobre el resto. Todo comenzó en 1997 cuando en un partido contra el Leeds Roy Keane se lesionó en una jugada con Alf-Inge Haaland, que lo apartaría de los terrenos el resto de la temporada por culpa de los ligamentos de su rodilla. Pero la historia no queda ahí sino que se complicó cuando el noruego pensó que Roy estaba fingiendo la lesión y le llamó mentiroso. La reacción de irlandés se hizo esperar pero se la devolvió con creces caños más tarde. Por increíble que parezca, aún no había olvidado lo sucedido. Por aquel entonces Haaland jugaba en el Manchester City, así que Keane aprovechó el derbi para servirse la venganza. En la primera jugada en la que tuvo oportunidad aprovechó para golpear la rodilla de su rival acompañando la secuencia con un: “jódete cabrón, ya no volverás a reírte de mí por lesiones fingidas”. El castigo fueron tres partidos y 5.000 libras. Cuando en su autobiografía reconoció la premeditación de la entrada y su clara intención de lesionarle, la Federación Inglesa le castigó con otros cinco partidos y 150.000 libras. Peor parado salió Haaland que tuvo que pasar por el quirófano cuatro veces sin la fortuna suficiente como para seguir jugando. Así que a los 29 años tuvo que retirarse viendo cómo Roy Keane no mostraba el más mínimo remordimiento y seguía con su carrera.

 

Tras ejemplos como éste da la sensación de que el castigado es el jugador que recibe la entrada. Haaland tuvo que retirarse antes de tiempo mientras Roy Keane seguía jugando sin problemas. Es en este punto donde deberían tomarse medidas para proteger al lesionado. En algunos países ha habido jugadores condenados a cumplir meses de prisión para pagar por su “crimen”. Así, en Holanda, Rachid Bouaouzan fue condenado a seis meses tras romperle la pierna a un rival. Quizás pueda parecer excesivo pero de lo que no hay dudas es de que hay circunstancias en las que el infractor sale claramente beneficiado. Podría cambiarse el reglamento de modo que todo jugador que lesione de gravedad a otro cumpla con una sanción que le tenga apartado de los campos el mismo tiempo que el rival al que ha lesionado. Lo complicado en ciertos casos está en averiguar el grado de intencionalidad de la entrada, si llega a ser agresión premeditada y condenar de alguna forma la reincidencia.

En nuestro país se han vivido en más de una ocasión entradas fuertes, sazonadas con excesiva dureza y con diferentes castigos que deja en evidencia la falta de consenso así como la impunidad de algunos jugadores que caen una y otra vez en sus mismos errores. Messi seguramente aún tenga muy presente aquella entrada en la que Ujfalusi le clava sus tacos en el tobillo derecho provocándole un esguince en los ligamentos laterales. El castigo para el jugador del Atlético de Madrid se saldó con dos partidos mientras que Leo fue baja durante un mes. También Cristiano sufre en primera persona las agresiones de sus rivales cuando éstos tratan de robarle el balón. Durante un partido ante el O. Lyon en Champions, Souleyname Diawara lesionó el tobillo derecho del portugués y lo alejó de los campos durante dos meses. Ser el mejor jugador del mundo no solo implica el reconocimiento de la afición, también ser el centro de todas las patadas y agresiones para tratar de hacer terrenal a los genios. Al igual que Messi y Ronaldo, Maradona tuvo que lidiar contra su calvario particular. De todas las jugarretas destaca la de Goikoetxea que lo dejó cuatro meses KO. El escenario en el que se produjo fue en el Camp Nou que acogía un duelo entre el Barça, que iba ganando 3-0, y el Athletic. Primero Schuster entró con violencia sobre Andoni Goikoetxea devolviéndosela con dos años de retraso. El vasco se calentó y lo pagó con Maradona que sufrió una rotura del maléolo peroneal del tobillo izquierdo con desviación y arrancamiento del ligamento lateral interno con desgarro. Dieciocho partidos el cayeron al futbolista vasco de los que solo cumplió diez, pero siempre le acompañaría aquella fatídica entrada en su fama.

 

Lo peor de una lesión es cuando ésta te priva de desempeñar tu profesión. Esa fue la consecuencia de la entra de Figo a César Jiménez que destrozó la rodilla del jugador del Zaragoza. Tras cuatro operaciones y más de dos años tratando de recuperarse el zaragocista decidió colgar las botas. En 1983 durante la celebración de la final de la Copa del Rey, Paco Bonet vio cómo su carrera se paralizaba durante meses y su trayectoria estaría condicionada por la entrada de Migueli en el centro del campo. Juan Arango tuvo que salir en camilla al haber estado inconsciente y sufrido espasmos por tener las vías respiratorias obstruidas por la lengua y la hemorragia de su fractura. Jamás olvidará el codazo de Javi Navarro que dio un gran susto a cuantos presenciaban aquel Mallorca-Sevilla. El jefe de la UCI declaró: “Ha llegado sedado y con un bajo nivel de consciencia y con ventilación espontánea. Una vez en urgencias hemos procedido a entubarlo y ponerle ventilación mecánica para poderle hacer unas pruebas. Sufre una fractura del malar superior derecho con sangre en el interior del seno y una herida contusa en el labio superior derecho. No hay lesión cerebral grave, pero no sabremos si está fuera de todo peligro hasta las próximas 12-24 horas, porque hay que ver qué tal despierta de la sedación”. También con el escudo sevillista acrecentó su mala fama de violento Pablo Alfaro. Una de sus salidas de tono más comentadas fue en la que casi acudió al vestuario del árbitro y se vio envuelto en una trifulca junto al colegiado y Jorge Valdano.

Son muchos los nombres sinónimos de ‘carniceros ‘a lo largo de los años como Romeo Benetti, Stuart Pearce, John Terry, Eric Cantona, Dennis Wise o Van Bommel. La mayoría de las veces las actuaciones van dirigidas a compañeros del otro equipo como cuando Boateng lesionó a Ballack antes de acudir al Mundial de Sudáfrica, Stephen Hunt propició que Peter Cech lleve en la actualidad el casco protector que preserve su cráneo de una nueva ruptura como la de 2006 o cuando Martin Taylor le dio tal patada a Eduardo Da Silva que éste tuvo que ser retirado del césped con oxígeno y le produjo una complicada fractura. Pero en otras, también los árbitros salen mal parados de un encuentro. Stoichkov llegó a pisar a un colegiado ante una decisión que consideraba desafortunada para su equipo en uno de los grandes clásicos entre Barça y Real Madrid

 

La lista podría hacerse interminable y el debate sobre la forma de controlar que estas acciones no se vuelvan a repetir podría estar abierto durante meses hasta que se llegara a un consenso. Hasta entonces se fomenta que agresiones como la de Pepe a Casquero no tengan el suficiente castigo ni se condene como es debido la reiteración o la intencionalidad de los hechos. Así el único que sale perdiendo es la víctima quien además de recibir la entrada y no poder ejercer su trabajo por culpa de un tercero, ve cómo éste sigue disfrutando de la práctica del fútbol tras cumplir con una sanción que suele no corresponderse con la gravedad de la lesión.

Alemania-Austria: amigos en El Molinón

La FIFA lo pasó por alto pero ni las más de cuarenta mil personas que asistieron al partido ni los que pudieron verlo en directo quedaron indiferentes. Se estaba disputando el Mundial de 1982 en España y los alemanes, vigentes campeones de Europa, eran favoritos para clasificarse a la segunda fase. Éstos no supieron cómo ganar ante Argelia en la primera ronda. Con el 1-2 para los africanos se condicionó el devenir del grupo y propició el desarrollo de los capítulos más vergonzosos de la historia del fútbol. Mientras tanto, Austriacumplió venciendo a Chile por la mínima.

Austria-Alemania, Mundial 1982

En la jornada siguiente, la RFA recuperó su característico juego, poderoso e incisivo, y machacó a Chile (4-1) con tres goles de Rummenigge, que ya había marcado uno a los argelinos, quienes no pudieron repetir su actuación ante los germanos y cedieron fácilmente frente a Austria (2-0). La FIFA no había escarmentada por lo sucedido en el Mundial del 78 en el partido entre Argentina y Perú, estableció que los dos encuentros decisivos de la última jornada se debían disputar en diferentes días. Primero, Argelia, sorprendentemente, batió a Chile (3-2). La primera parte fue impecable. Anotaron tres goles y dejaron sentenciado el choque pero tras el descanso el exceso de confianza les pasó factura y provocó que los chilenos acortaran distancias. Ahora se arrepienten de aquel exceso de tranquilidad que les costaría la clasificación. De haber mantenido el 3-0 probablemente el pacto entre alemanes y austriacos no habría tenido lugar– hubiesen necesitado un 3-2 a favor de los primeros o cualquier otro resultado superior siempre que los germanos ganaran por un gol de diferencia- , y de haberlo aumentado, lo convertía en imposible.

Llegó el día en cuestión: 25 de junio de 1982. Los protagonistas, RFA y Austria comparecieron en El Molinón con la lección bien aprendida. Un sencillo triunfo alemán por la mínima regalaría la clasificación a ambas selecciones. A los diez minutos del inicio, Hrubesch marcó y ahí acabó el partido. Compartiendo la misma lengua, los jugadores de uno y otro equipos trataban de cuchichear disimuladamente ante la atenta mirada del público, en su mayoría, español. Con el tanto que necesitaban en el marcador Schumacher se puso una gorra blanca, hecho que la mayoría interpretó como una señal para que tanto sus compañeros como los rivales supiesen que el acuerdo estaba sellado.

A partir de entonces se dedicaron a matar el tiempo con algo que poco tenía que ver con el fútbol pero que se debía suponer como fruto de la casualidad y de la alta competitividad: ni jugadas de peligro, ni regates, ni intentos de llegar al área contraria. Krankl se situó como líbero y Rummenigge, ante el lanzamiento de una falta cerca de la frontal, golpeó el balón de tal forma que la pelota se marchara tranquilamente varios metros por encima de la portería. Ya en el segundo tiempo, el público, indignado, comenzó a gritar “tongo, tongo” y “que se besen, que se besen”. Ante el abucheo general y el desconcierto, los aficionados argelinos lanzaron monedas al campo para escenificar que el partido estaba amañado mientras el público gritaban: “Argelia, Argelia”.

Con el 1-0 final, parte de la afición asturiana, indignada, acompañada de algunos hinchas argelinos, se presentó en el hotel de los alemanes para expresar su malestar de forma clamorosa. Schumacher, el controvertido guardameta alemán, respondió a la ira de los manifestantes lanzando bolsas de agua. A la mañana siguiente, el diario El Comercio, de Gijón, publicó la crónica del encuentro en la sección de sucesos con un llamativo titular: “Timo a cuarenta mil personas”.

Los jugadores alemanes y austriacos negaron que hubieran pactado el resultado. La delegación argelina protestó ante la FIFA pidiendo la eliminación de los dos conjuntos por el vergonzoso amaño. Los dirigentes deportivos del fútbol internacional, tan acostumbrados a mirar para otro lado cuando deben condenar algo que afecta a un país querido, se hicieron los sordos. Casi veinticinco años después, a principios de 2007, Hans Peter Briegel, el poderoso lateral izquierdo de la RFA, reconoció que había existido el acuerdo. Aunque otros jugadores, como Breitner y Stielike, se reafirmaron en su versión de inocencia, el delantero austriaco Schachner admitió que la actitud de sus compañeros había sido muy rara. Incluso el que le marcaba, Briegel, le ordenó que dejase de correr. Según sus propias palabras, era el único que no estaba al tanto del acuerdo, por lo que siguió tratando de jugar y de conseguir un gol hasta que se dio cuenta de que no le pasaban la pelota. Desde el banquillo también le regañaron por su actitud combativa.

Días después de saltar la noticia, Briegel lo negó todo: “Me hicieron una entrevista. Hubo 40 preguntas y sólo una de ellas estuvo referida a ese partido. Con el 1-0 hubo una especie de pacto de no agresión, porque los dos equipos sabían que estaban clasificados. Era como un acuerdo tácito en un determinado momento del partido. Esto ocurre en competiciones de muchos deportes. Pero, no sé nada de un acuerdo”.

Aquel encuentro serviría para que la FIFA sentenciase que los encuentros finales de cada grupo debían disputarse siempre en el mismo día y a la misma hora para tratar de evitar estos episodios tan bochornosos como el Pacto de El Molinón.

El partido:

Las claves del fin de semana futbolero: Manita del Barcelona, manita del Real Madrid y derrota del Bayern

Real Madrid y FC Barcelona se han copiado en el resultado y ambos han goleado en sus respectivas visitas al Real Mallorca y al Rayo Vallecano en la novena jornada de Liga.

Los primeros han cerrado la tarde del domingo sin dar opciones a los de Caparrós de seguirles el ritmo ante un Higuaín pletórico anotando dos goles y asistiendo en otros dos más, con Modric demostrando por lo que se le ha fichado y con seguridad defensiva para mantener la portería a cero. Algo similar a lo que hizo el Barça en Vallecas por mucho que los locales quisieron frenarles tratando de hacer un partido igualado en el que no se quedaran sin opciones. Ante MessiVilla o Cesc en su línea poco pueden hacer los rivales. Al final, blancos y blaugranas consiguieron ganar con la comodidad que da anotar cinco goles, lo que provoca que la diferencia entre ellos permanezca intacta.

Entre el primer y el cuarto puesto que ocupan se sitúan el Atlético de Madrid y elMálaga. Los colchoneros siguen intratables mientras Falcao sigue añadiendo tantos a su cuenta particular. El conjunto andaluz acusó el cansancio de la jornada de Champions y no fue capaz de pasar del empate sin goles ante el EspanyolAthletic y Sevilla cayeron dejando malas sensaciones sobre el césped. Sobre todo los leones, que a estas alturas solo suman ocho puntos y quedan anclados en territorio pantanoso. Bielsa sigue sin perdonar a Llorente, al que solo saca cuando el partido ya está decantado hacia el lado del Getafecomo si solo le pudiese levantar el castigo si es capaz de hacer lo imposible para darle la vuelta al marcador. Tampoco pudo hacer mucho el Sevilla ante un Zaragoza bien plantado, intenso y metido en el partido sabiendo aprovechar sus oportunidades para anotar dos goles que los sevillistas fueron incapaces de remontar. Los chicos de Míchel siguen demostrando que necesitan en la delantera a alguien que acompañe a Negredo pero con acierto de cara a puerta. No como Perotti, Manu del Moral o el resto de jugadores de segunda línea que cuando tienen a tiro meter un gol, fallan estrepitosamente. También han caído Granada y Valencia. Unos no salen del pozo del descenso y los otros siguen dando una imagen pobre de juego, sin ideas en el centro del campo y con muchas lagunas que semana tras semana hace cuestionar a Pellegrino en el banquillo.

Todo lo contrario que Pepe Mel, que ha conseguido que el Betis sume una nueva victoria que les hace soñar con Europa. Aunque no tienen la misma chispa que la temporada pasada, han conseguido el equilibrio perfecto entre sus líneas y consiguen puntuar aún cuando hombres clave como Beñat no están sobre el césped. Uno de los partidos más morbosos del fin de semana ha venido de la mano del derbi entre Deportivo de la Coruña y Celta donde Valerón hizo lo propio para que Juan Domínguez anotara el tanto del empate y Cabral puso la nota negativa al ver dos amarillas en menos de tres minutos. Igualdad en un partido vibrante y cargado de emoción en el que las llegadas por parte de ambos se sucedieron y la victoria pudo decantarse a favor de cualquiera de los dos.

En Inglaterra, la jornada ha estado marcada principalmente por dos encuentros. El partido entre el Chelsea y el Manchester United era la ocasión perfecta para que los de Ferguson acortaran distancias con el líder y evitara que el Manchester City, tras ganar al Swansea plagado de españoles, se colocara por delante de ellos. Al descanso, los deRoberto Di Matteo perdían 0-2, pero lograron acortar distancias aunque la actuación decisiva de Chicharito Hernández y las expulsiones de Ivanovic y Torres propiciaron el 2-3 final. Aunque el Arsenal ganó al QPR, que se había quedado con un jugador menos (Mbia expulsado en el minuto 80), no fue capaz de convencer con su juego el día que regresaba Wilshere tras casi año y medio de baja y Arteta era uno de los mejores de los gunners. El otro encuentro que ha centrado las miradas de los ingleses ha sido el derbi entreLiverpool y Everton que se ha saldado con un empate a dos goles que pudo haber sido victoria reds si el árbitro no hubiera anulado el gol de Luis Suárez.

En Italia, la Juve sigue a la cabeza de la Serie A tras su victoria ante el Catania con gol deArturo Vidal y con cierta ayuda arbitral que les permite una semana más mantenerse a tres puntos del Nápoles, que también venció por la mínima gracias al tanto de Hamsik ante elChievo. Algo más holgada ha sido la victoria del Inter (3-1) contra el Bolonia, que sigue en puestos de descenso, que no echó en falta a Cassano gracias al acierto de Ranocchia,Diego Milito y Cambiasso. Por contra, Lazio que cae a la cuarta plaza tras finalizar con nueve debido a las expulsiones de Ledesma y Hernanes en su cita con la Fiorentina que ganó con gol de Luca Toni.

En Alemania, la noticia ha sido la derrota del Bayern Múnich que pierde su condición de invicto al perder contra el Leverkusen. Aún así, mantiene un colchón de cuatro puntos respecto al Schalke 04 que ha ganado tímida mente al Nürnberg, lo que ha permitido que se coloque por delante del Eintracht tras caer ante el Stuttgart. El Dortmund ha cerrado una semana para el recuerdo ya que a la victoria en Champions ante el Real Madrid hay que añadir la doméstica, y primera como local, ante el Friburgo con dos goles de Subotic yGötze. Al Wolfsburgo le ha sentado bien el cambio de entrenador puesto que tras destituir a Felix Magath y contratar a Koestner han ganado al Fortuna Düsseldorf por un amplio 1-4. Habrá que esperar a la próxima jornada para conocer si el triunfo se debe a la suerte del debut en el banquillo o por el contrario es que necesitaba con urgencia un cambio de aires para dejar de ser el farolillo rojo de la Bundesliga.

A %d blogueros les gusta esto: