Skip to content

Los jugadores más violentos de la historia del fútbol

31 octubre 2012

Son violentos, sus rivales les temen por sus duras entradas y han protagonizado las lesiones más escalofriantes del fútbol mundial. No solo se trata de futbolistas que cada vez que pisan el césped maltratan a sus adversarios con su dureza sino que algunos se han ganado el cartel gracias a alguna acción puntual que será recordada hasta la saciedad. En plena campaña contra Pepe por un supuesto vídeo que Pep Guardiola tenía guardado y en el que quedaban inmortalizadas sus terribles actuaciones, habría que plantearse si el central del Real Madrid está evolucionando desde su llegada para apartarse de esa imagen de ‘carnicero’ o por el contrario es algo innato en él que jamás podrá cambiar. Su caso no es un asunto aislado sino que junto a él existen otros ejemplos que personifican la imagen del rudo futbolista que cada vez que hace acto de presencia dejando su sello de identidad en un rival se cuestiona si las normas deberían cambiar o si los castigos deberían ser más severos para los infractores.

Casquero agredido por Pepe

En los años sesenta, cuando las cámaras no captaban cada segundo de partido desde cualquier ángulo, Norbert Stiles se hizo famoso por su peculiar forma de realizar su trabajo. Era el antihéroe que todo equipo necesitaba para reforzar la gloria de mitos del balón como Bobby Charlton o George Best. A la sombra de ellos cumplía a raja tabla su cometido, que se reducía a robar el balón y pasarlo a un compañero, ‘get it and give it’, pero para ello se valía de cualquier tipo de treta que en el mejor de los casos simplemente desquiciaba a su rival. Patadas en los tobillos, provocaciones, empujones, escupitajos, pellizcos y codazos estaban a la orden del día mientras él estaba en el césped. Además, su físico le acompañaba a la hora de meterse en su papel puesto que le faltaba la mitad de la dentadura al haberla perdido en un golpe durante un encuentro. Era miope, con poco pelo y bastante feo. El Tigre sin dientes acudió al mundial de 1966 a pesar de encontrarse con numerosos impedimentos por parte de los amantes del juego limpio que conocían sus argucias para desestabilizar al rival. Jugaba con lentes y no dubitaba fingiendo haberlas perdido cuando el rival iba por delante en el marcador. A Eusebio logró anularlo en el choque ante Portugal. En todo ránking deviolentos siempre aparece su nombre en el lado más extremo por culpa de sus desmesuradas y peligrosas patadas.

 

Quizás Vinnie Jones se basó en él para desarrollar su carrera como centrocampista defensivo. Su apodo, The Hard Man, define a la perfección lo que era y lo que hacía. Por su posición en el campo debía bloquear el juego del rival y para ello no dudaba en romperlo aunque ello implicase llevarse a algún contrario por delante. Entre las agresiones que se recuerdan destaca la que le hizo a Gascoigne cuando éste jugaba para el Newcastle. Durante el encuentro le propinó toda clase de golpes hasta que decidió agarrarle directamente por los testículos mientras le decía: ”Me llamo Vinnie Jones, soy gitano y gano mucho dinero. Te voy a arrancar la oreja con los dientes y luego la voy a escupir en la hierba. ¡Estás solo, gordo, sólo conmigo!”. Hay que mencionar también a Gay Stevens a quien lesionó de manera que no pudo recuperarse al cien por cien y tuvo que abandonar el fútbol a los treinta años. Entre sus registros está el haber sido el jugador que menos tiempo ha tardado en ver cómo le sacaban una tarjeta amarilla. Tan solo tres segundos fueron necesarios desde que saltó al campo y le entró al delantero. También superó las cuarenta faltas disciplinarias, fue castigado a pagar 20.000 libras y fue expulsado en doce ocasiones. En 1999 los integrantes de los equipos de la Premier respiraron tranquilamente, Vinnie se retiraba para dedicarse al mundo de la interpretación trabajando en películas como Lock & Stock donde hacía de asesino a sueldo, como no podía ser de otra forma.

 

Roy Keane superó a Jonnes siendo expulsado en trece ocasiones. El centrocampista irlandés fue el capitán de una de las mejores épocas de Ferguson en el Manchester United, se convirtió en ídolo de la afición pero también perteneció al grupo de los bad boys del fútbol inglés. Su carácter dentro y fuera de los campos hizo que estuviera siempre involucrado en polémicas que alargaban su currículum. Sus peleas en pubs quedaban en nada cuando se vestía de corto para defender tanto a su equipo como a su selección. Quizás su pasado en el mundo del boxeo tuvo algo que ver para que a la mínima ocasión convirtiera vestuarios, túneles o el propio campo en un ring en el que lidiar sus batallas. De todas en las que se vio implicado hay una que destaca sobre el resto. Todo comenzó en 1997 cuando en un partido contra el Leeds Roy Keane se lesionó en una jugada con Alf-Inge Haaland, que lo apartaría de los terrenos el resto de la temporada por culpa de los ligamentos de su rodilla. Pero la historia no queda ahí sino que se complicó cuando el noruego pensó que Roy estaba fingiendo la lesión y le llamó mentiroso. La reacción de irlandés se hizo esperar pero se la devolvió con creces caños más tarde. Por increíble que parezca, aún no había olvidado lo sucedido. Por aquel entonces Haaland jugaba en el Manchester City, así que Keane aprovechó el derbi para servirse la venganza. En la primera jugada en la que tuvo oportunidad aprovechó para golpear la rodilla de su rival acompañando la secuencia con un: “jódete cabrón, ya no volverás a reírte de mí por lesiones fingidas”. El castigo fueron tres partidos y 5.000 libras. Cuando en su autobiografía reconoció la premeditación de la entrada y su clara intención de lesionarle, la Federación Inglesa le castigó con otros cinco partidos y 150.000 libras. Peor parado salió Haaland que tuvo que pasar por el quirófano cuatro veces sin la fortuna suficiente como para seguir jugando. Así que a los 29 años tuvo que retirarse viendo cómo Roy Keane no mostraba el más mínimo remordimiento y seguía con su carrera.

 

Tras ejemplos como éste da la sensación de que el castigado es el jugador que recibe la entrada. Haaland tuvo que retirarse antes de tiempo mientras Roy Keane seguía jugando sin problemas. Es en este punto donde deberían tomarse medidas para proteger al lesionado. En algunos países ha habido jugadores condenados a cumplir meses de prisión para pagar por su “crimen”. Así, en Holanda, Rachid Bouaouzan fue condenado a seis meses tras romperle la pierna a un rival. Quizás pueda parecer excesivo pero de lo que no hay dudas es de que hay circunstancias en las que el infractor sale claramente beneficiado. Podría cambiarse el reglamento de modo que todo jugador que lesione de gravedad a otro cumpla con una sanción que le tenga apartado de los campos el mismo tiempo que el rival al que ha lesionado. Lo complicado en ciertos casos está en averiguar el grado de intencionalidad de la entrada, si llega a ser agresión premeditada y condenar de alguna forma la reincidencia.

En nuestro país se han vivido en más de una ocasión entradas fuertes, sazonadas con excesiva dureza y con diferentes castigos que deja en evidencia la falta de consenso así como la impunidad de algunos jugadores que caen una y otra vez en sus mismos errores. Messi seguramente aún tenga muy presente aquella entrada en la que Ujfalusi le clava sus tacos en el tobillo derecho provocándole un esguince en los ligamentos laterales. El castigo para el jugador del Atlético de Madrid se saldó con dos partidos mientras que Leo fue baja durante un mes. También Cristiano sufre en primera persona las agresiones de sus rivales cuando éstos tratan de robarle el balón. Durante un partido ante el O. Lyon en Champions, Souleyname Diawara lesionó el tobillo derecho del portugués y lo alejó de los campos durante dos meses. Ser el mejor jugador del mundo no solo implica el reconocimiento de la afición, también ser el centro de todas las patadas y agresiones para tratar de hacer terrenal a los genios. Al igual que Messi y Ronaldo, Maradona tuvo que lidiar contra su calvario particular. De todas las jugarretas destaca la de Goikoetxea que lo dejó cuatro meses KO. El escenario en el que se produjo fue en el Camp Nou que acogía un duelo entre el Barça, que iba ganando 3-0, y el Athletic. Primero Schuster entró con violencia sobre Andoni Goikoetxea devolviéndosela con dos años de retraso. El vasco se calentó y lo pagó con Maradona que sufrió una rotura del maléolo peroneal del tobillo izquierdo con desviación y arrancamiento del ligamento lateral interno con desgarro. Dieciocho partidos el cayeron al futbolista vasco de los que solo cumplió diez, pero siempre le acompañaría aquella fatídica entrada en su fama.

 

Lo peor de una lesión es cuando ésta te priva de desempeñar tu profesión. Esa fue la consecuencia de la entra de Figo a César Jiménez que destrozó la rodilla del jugador del Zaragoza. Tras cuatro operaciones y más de dos años tratando de recuperarse el zaragocista decidió colgar las botas. En 1983 durante la celebración de la final de la Copa del Rey, Paco Bonet vio cómo su carrera se paralizaba durante meses y su trayectoria estaría condicionada por la entrada de Migueli en el centro del campo. Juan Arango tuvo que salir en camilla al haber estado inconsciente y sufrido espasmos por tener las vías respiratorias obstruidas por la lengua y la hemorragia de su fractura. Jamás olvidará el codazo de Javi Navarro que dio un gran susto a cuantos presenciaban aquel Mallorca-Sevilla. El jefe de la UCI declaró: “Ha llegado sedado y con un bajo nivel de consciencia y con ventilación espontánea. Una vez en urgencias hemos procedido a entubarlo y ponerle ventilación mecánica para poderle hacer unas pruebas. Sufre una fractura del malar superior derecho con sangre en el interior del seno y una herida contusa en el labio superior derecho. No hay lesión cerebral grave, pero no sabremos si está fuera de todo peligro hasta las próximas 12-24 horas, porque hay que ver qué tal despierta de la sedación”. También con el escudo sevillista acrecentó su mala fama de violento Pablo Alfaro. Una de sus salidas de tono más comentadas fue en la que casi acudió al vestuario del árbitro y se vio envuelto en una trifulca junto al colegiado y Jorge Valdano.

Son muchos los nombres sinónimos de ‘carniceros ‘a lo largo de los años como Romeo Benetti, Stuart Pearce, John Terry, Eric Cantona, Dennis Wise o Van Bommel. La mayoría de las veces las actuaciones van dirigidas a compañeros del otro equipo como cuando Boateng lesionó a Ballack antes de acudir al Mundial de Sudáfrica, Stephen Hunt propició que Peter Cech lleve en la actualidad el casco protector que preserve su cráneo de una nueva ruptura como la de 2006 o cuando Martin Taylor le dio tal patada a Eduardo Da Silva que éste tuvo que ser retirado del césped con oxígeno y le produjo una complicada fractura. Pero en otras, también los árbitros salen mal parados de un encuentro. Stoichkov llegó a pisar a un colegiado ante una decisión que consideraba desafortunada para su equipo en uno de los grandes clásicos entre Barça y Real Madrid

 

La lista podría hacerse interminable y el debate sobre la forma de controlar que estas acciones no se vuelvan a repetir podría estar abierto durante meses hasta que se llegara a un consenso. Hasta entonces se fomenta que agresiones como la de Pepe a Casquero no tengan el suficiente castigo ni se condene como es debido la reiteración o la intencionalidad de los hechos. Así el único que sale perdiendo es la víctima quien además de recibir la entrada y no poder ejercer su trabajo por culpa de un tercero, ve cómo éste sigue disfrutando de la práctica del fútbol tras cumplir con una sanción que suele no corresponderse con la gravedad de la lesión.

One Comment
  1. No esta mal..pero falto el mas grande de los violentos… SE LLAMA EDMUNDO y era peor que PEPE… jugador brasileño que fue suplente de Ronaldo Nazario en el mundial de Francia 98. Un crack goleador que se le iba a la cabeza muy facilmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: