Skip to content

Sevilla – Oviedo: la revancha para descender al Betis

12 julio 2012

Como si de la segunda parte de una película se tratase, el Sevilla FC quería su venganza. Dos años atrás, el Betis recibía en Heliópolis al Sporting de Gijón donde una victoria del conjunto visitante obligaría al eterno rival a descender a los infiernos. En la temporada 1999/2000 había llegado el momento de la revancha. Los sevillistas ya habían descendido por lo que el partido contra el Oviedo no suponía nada para ellos. Sin embargo, una derrota local en el Pizjuán propiciaría que los verdiblancos acompañases a sus hermanos natales a segunda.

Frode Olsen, ex portero del Sevilla contra el Oviedo

En los días previos al encuentro la afición de Nervión lo tenía claro, preferían perder un partido más con tal de perjudicar al Betis. La plantilla se hizo eco de los reclamos y saltó al campo relajado. El Oviedo no necesitó demasiado esfuerzo para conseguir anotar tres goles en la portería de Frode Olsen. Hasta ese instante los jugadores del Sevilla prácticamente no habían hecho acto de presencia en el juego y, a pesar de la goleada recibida, presentaban un semblante sonriente ante los tantos que iban encajando. Con el 0-3 decidieron poner en marcha la maquinaria y tuvieron vía libre para marcar dos tantos. En ese justo momento, la grada del Ramón Sánchez Pizjuán sugería animosamente que no marcaran más y aplaudían cada llegada al área de los asturianos.

Así transcurrieron los noventa minutos hasta que se pitó el final del partido. ¿Las consecuencias? El Betis acompañaría al Sevilla FC en el descenso. La sombra de la sospecha del posible amaño siempre ha acompañado a este encuentro. Para muchos no era más que el fruto de una rivalidad extrema de dos entidades destinadas a quedar por encima de la otra para evitar comparaciones pero, en 2004, el ex-sevillista Nando admitió que su equipo se dejó perder con el Oviedo para favorecer que el Betis bajase de categoría. También reconoció que durante el descanso tomó la decisión de no volver a saltar al campo ante lo que estaba viviendo pero que por empatía hacia el resto de compañeros: “Tuve que ponerme otra vez las botas y salir al terreno de juego”.

Doce años después vuelve a ser noticia aquel partido a raíz del escándalo de partidos amañados en Noruega y que están siendo investigados por la Policía. La cuestión es ¿qué une a Sevilla y Noruega? La respuesta la tiene Martin Andresen, actual entrenador del Valerenga y jugador del Follo de Tercera División, uno de los equipos implicados en la red de amaños. El entrenador noruego ha reconocido que había apostado a favor de la victoria del Oviedo porque Frode Olsen, portero sevillista, se lo había recomendado tanto a él como a un par de jugadores más. El propio Andresen le resta importancia afirmando: “No recuerdo cuánto aposté. No consideré que el partido estuviese amañado, sino que era el resultado de circunstancias locales. Lo mismo que cuando apuestas por un resultado que favorece a los dos equipos que juegan.”

Tal y como dice Martin, podría haber quedado en anécdota si se tratase de un simple resultado que beneficiase a dos equipos, aunque fuera el simple deseo del descenso de su rival más preciado. Cuando aparecen recomendaciones de apuestas a terceros es cuando puede derivar en un problema mayor. En este caso, habrá que esperar a ver cómo continúan reaccionando los implicados aunque a pesar de todo, parece que no hay dudas en que si a final de temporada alguno de los dos conjuntos tienen en su mano perjudicar a su compañero de ciudad, lo hará.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: