Skip to content

Bryan Rabello, el 10 de Chile

5 junio 2012

Con dieciocho años recién cumplidos el talento es un diamante en bruto que hay que saber pulir. En el caso de Bryan Rabello lleva más de dos años tallando la escultura perfecta. Su precocidad no ha estado reñida con su madurez dentro y fuera del campo ya que de su familia ha aprendido a trabajar con humildad para forjarse un futuro en el fútbol. Concretamente de su padre ha adquirido la fortaleza y constancia de su duro trabajo como minero en Rancagua, donde viven.

Bryan Rabello

Aunque la carrera de Bryan no ha hecho nada más que empezar ha sabido dar los pasos necesarios para hacerse un hueco en el grupo de las jóvenes promesas que pretenden deslumbrar a nivel internacional. La diferencia del resto es que no se trata de ese tipo de estrellas que apuntan a ser algo que nunca llegan a ser. Rabello es presente. Es el jugador más valioso de la cantera de Colo-Colo. Mediapunta, volante, no importa dónde sino cómo. Sus garantías en ataque van acompañadas de inteligencia para saber en qué momento debe asomarse al área y cuándo ceder el balón a un compañero. Hugo Tocalli confió en él cuando tenía quince años y medía apenas 1,60 metros de altura, primero le hizo suplente hasta que consideró que estaba listo para su debut. Tal y como él mismo comenta, el técnico no dudaba en insistirle en la importancia de jugar en serio para convertirse en un jugador importante para Colo-Colo.

No olvidará el día que se estrenó en la primera división chilena. Fue en un partido contra laUnión Española el 22 de agosto de 2010, tenía 16 años y de su interior emanaba un imperioso deseo de demostrar todo el talento que poseía. Fueron noventa minutos en los que pasaron por su cabeza todo lo que su familia había sacrificado para que él pudiera estar escribiendo las primeras páginas de su futuro. Desde ese instante su carrera no hizo otra cosa que ir creciendo. Ya tenía la experiencia de haber participado con su selección en competiciones continentales sub15 y sub17, convirtiéndose siempre en el jugador más joven de la expedición. Su primer gol a finales de 2010 y su convocatoria para el Sudamericano sub17 en 2011 despertaron el interés de Borghi que lo llamó para completar el grupo que debía representar a Chile en la Copa del Pacífico en sustitución del lesionado Ubilla.

Una de las principales virtudes de Bryan Rabello es que engancha al público que le ve. Tanto su ritmo como su habilidad, agilidad con el balón, destreza, frescura y desparpajo son aclamados por los que le miran cada vez que juega. Por el contrario, su punto débil son las lesiones y la falta de continuidad en el juego que le provocan. Aún así ha despertado el interés de numerosos clubes europeos. Manchester City, Chelsea, pero será el Sevilla el que se encuentre mejor posicionado para hacerse con el jugador. La idea es incorporarlo a la disciplina del Sevilla Atlético para que vaya haciéndose tanto al club como al fútbol que se juega al otro lado del charco. Si Michel considera que su rendimiento es el óptimo para dar el salto al primer equipo no dudará en hacerle debutar. Rabello quiere jugar en España, tal y como ha hecho su compatriota y futuro compañero de equipo Gary Medel. Para que eso ocurra, la secretaría técnica sevillista debe ganar la batalla y cerrar finalmente el traspaso para las próximas cinco temporadas del auténtico 10 de Chile.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: