Skip to content

Las claves del fin de semana futbolero: Adiós a la temporada 2011-2012

14 mayo 2012

Se acabó. La Liga BBVA se despide hasta la próxima temporada dejando para el recuerdo una última jornada de alegrías que contrastan con las lágrimas de los que sufren con sus equipos. El Real Madrid, con 100 puntos, obtiene su liga número 32. Un nuevo récord que debía ser celebrado por todo lo alto ante su blanca afición. Uno por uno fueron mostrando su agradecimiento al Bernabéu donde Higuaín, al grito de “Pipita quédate”, parecía dejar abierta la puerta de su salida y donde Callejón le devolvía la jugada a Mourinho mantando sobre él a caballito como el técnico portugués hiciera en una de las imágenes del año.

La afición del Villarreal lamenta el descenso

El último fin de semana de fútbol doméstico se iniciaba el sábado con dos partidos en los que no había nada en juego. La Real Sociedad ganaba por la mínima al Valencia en el día de las despedidas de Emery al mando del banquillo y de Aranburu, con homenaje incluido en Anoeta para agradecerle todos los años que ha sido fiel al equipo. También decía adiós Pep Guardiola en Sevilla. El Benito Villamarín sería cómplice del final de una época gloriosa para el barcelonismo, que no tiene por qué ser un punto y final sino que debe continuar. Aunque el Barça comenzó liderando el marcador, los béticos tuvieron la oportunidad de darle la vuelta al marcador gracias a dos goles de Rubén Castro. Con uno menos tras la expulsión de Alves supieron igualar el marcador en los últimos suspiros del choque, aunque Messi no pudo seguir ampliando su cuenta particular de goles.

Tampoco se jugaban nada Espanyol y Sevilla. Kanouté saltaría en los minutos finales para tratar de anotar un gol que desempatara el encuentro tras el de Coutinho. No fue posible a pesar de que Negredo hizo todo lo posible por marcar. Su reivindicación para la Eurocopa y su posible convocatoria son el único pasaporte para que el año que viene pueda estar en competición europea si lo ficha alguno de los que la han conseguido. Como el Málaga que tras meses de dudas ha hecho realidad su sueño de pretemporada: disputar la Champions la próxima campaña. El tanto de Rondón permite al club andaluz disputar la fase previa en el mes de agosto. La cara opuesta de su rival, el Sporting, que no podía evitar despedirse de la máxima categoría. Javier Clemente no pudo evitar lo que Preciado había iniciado. La decadencia ha alcanzado su máximo esplendor con la consumación del descenso.

Tampoco pudo evitarlo el Villarreal tras el gol de Falcao. El submarino amarillo se hunde con Lotina dentro y como consecuencia arrastra al Villarreal B a segunda B. La victoria del Zaragoza en Getafe y la del Rayo al Granada han sido decisivas para que un equipo sin haber estado una jornada en los puestos de descenso, acabe haciendo las maletas y dejando su hueco para los ascendidos. La cara y cruz del fútbol ha querido que en cuestión de meses el Villarreal haya pasado de codearse con los grandes europeos a vivir lo que ningún equipo quiere.

El milagro tiene un nombre propio, Manolo Jiménez. Con trabajo y demasiado sufrimiento ha realizado la gran proeza de la temporada. Llegó al club con un futuro nada halagüeño pero sin darse por vencido y con la suerte de cara para sumar buenos resultados ha conseguido dar una alegría al conjunto maño. El Zaragoza sigue siendo de primera, solo falta que su directiva también lo sea.  Casualmente, otro técnico de la casa sevillista, Joaquín Caparrós ha estado apunto de meter al Mallorca en los puestos europeos. No cogió a la plantilla en el mejor momento pero inculcando su sello de identidad, se ha librado de la hecatombe final. Ambos han cosechado alegrías para sus respectivos equipos mientras el Sevilla se queda sin disputar competición europea sobreviviendo a la deriva pero con un rumbo aún incierto.

Los leones siguen en su particular universo. Perder en la final de la Europa League ante el Atlético de Madrid no les ha motivado para cerrar la campaña liguera con una victoria ante el Levante. Su mente está puesta en la final de la Copa del Rey que disputarán el próximo 25 de mayo ante el FC Barcelona. Ahí deben ganar para no finalizar con mal sabor boca un curso que en las formas ha sido prácticamente perfecto pero cuyos resultados pueden no ser acordes con lo que merece el fútbol de Bielsa.

Finalmente, el Osasuna se quedó con la miel en los labios y de nada les sirvió el 2-4 al Racing de Santander, descendido, por culpa de las victorias de Atlético y Levante. Con todo esto, la Liga BBVA pone fin un año más con el siguiente reparto de premios y calabazas:

Campeón: Real Madrid

Subcampeón: FC Barcelona

Champions League: R.Madrid, Barça, Valencia, Málaga

Europa League: Atlético, Levante, Athletic

Descienden: Racing de Santander, Sporting de Gijón y  Villarreal

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: