Skip to content

Martín Cáceres, de Sevilla a la Juventus

27 enero 2012

Negocio y dinero. José María del Nido lo ha vuelto a hacer. Se ha desprendido de un importante jugador de su plantilla ante el suculento sonido de los billetes que llegan a las cuentas del Sevilla FC. Como si de cantos de sirena se tratase, el club nervionense no se resiste y hace caja cada vez que se le presenta la oportunidad. El experto regateador ha protagonizado una nueva jugada perfecta con Martín Cáceres. En poco más de un año en el equipo y con el título de la Copa América bajo el brazo ha revalorizado su precio.

Martín Cáceres contra el Barcelona / Foto: lainformacion.com

El presidente sevillista quería más por él, pero ha sacado provecho de las condiciones que va a firmar con la Juventus. Las cifras hablan de 1.5 millones de euros por la cesión hasta final de temporada y otros 8 millones al comprarlo. El aliciente se sitúa en la cantidad de cuatro millones de euros que el conjunto italiano pagará en verano al contado, además de adelantar los plazos de abono de lo restante. La opción de compra solo será posible si queda entre los seis primeros en el Calcio. En caso de quedarse a las puertas, en el séptimo lugar, debería pagar otro millón y medio más.

Ahora al Sevilla le queda lo más complicado: ponerse manos a la obra para traer a un jugador que le reemplace. El elegido parece que es Cala, quien regresa a la que fuera su casa tras su periplo griego. La cuestión es saber si el canterano sabrá cubrir el hueco dejado por el uruguayo. Martín Cáceres ha sabido adaptarse a las necesidades del guión, ha aportado frescura y contundencia en defensa a la vez que no ha dudado en volcarse en ataque cuando las exigencias lo han requerido. Aunque aún es joven goza de un amplio currículum de equipos por los que ha pasado con diversidad de opiniones. Sus comienzos en las categorías del Defensor Sporting le llevaron a forjar la base sobre la que construir su carrera.

No tardó en debutar con el primer equipo, sería en 2006, y captó las miradas de los ojeadores como una de las joyas de mayor valor de la cantera. Como sucede con la mayoría de las jóvenes promesas que empiezan a tener un nombre, se convierten en las monedas de cambio favoritas por el club para saldar sus deudas. No tardó en abandonar su país y cruzar el charco en busca de nuevas experiencias en el Viejo Continente. En España, el Villarrealse hacía con sus servicios en febrero de 2007 para cederlo en la temporada 2007/08 alRecreativo de Huelva. Sus ansias por demostrar de lo que era capaz lo impulsaron como una de las principales bazas del equipo en Copa del Rey.

Cáceres con la Juventus de TurínTras acabar su cesión, el FC Barcelona se interesó por él y lo fichó. Su paso por la ciudad condal estuvo repleto de altibajos. Allí aprovechó para nutrirse de las enseñanzas que le ofrecía el club pero sentarse en el banquillo y esperar no casaba con su personalidad. Él quería jugar, por lo que no lo dudó cuando tuvo la aoportunidad de marcharse a Turín. La adaptación al fútbol italiano no fue como esperaba y junto con la lesión que puso en peligro su participación en el Mundial de Sudáfrica, propiciaron su regreso a España sin que la Juventus ejerciera su derecho a compra. Aconsejado porAlves, hizo las maletas rumbo a Sevilla donde ganaría peso y protagonismo como lateral. La confianza que depositaron en él supo recompensarla dando el máximo en cada partido y ofreciendo su polivalencia a una plantilla renqueante en defensa. Su máximo esplendor como futbolista se produjo el pasado verano cuando ganó la Copa América con su país. Él fue indiscutible para el seleccionador como lateral izquierdo, un puesto poco frecuentado por él en Sevilla.

Defensas hay muchos, pero como Martín muy pocos. No solo se trata de la versatilidad y polivalencia al ocupar cualquiera de las cuatro posiciones de la zaga, va más allá. Su actitud y entrega en cada partido le lleva a luchar en cada jugada durante los noventa minutos. Constancia mezclada con saber estar y predisposición a mejorar. Es innegable que el uruguayo no es el mismo que abandonara Barcelona y condenara, herido, que para triunfar como blaugrana solo es posible hacerlo siendo catalán. Ahora habla sobre el campo. No encaja dentro del perfil del defensa uruguayo tosco y rudo sazonado de agresividad.

Por el contrario, prefiere dedicar sus esfuerzos en subir al ataque cuando el equipo necesita un empujón ofensivo. Es un secreto a voces que el Sevilla de los últimos tiempos carece de esta pegada. Con Navas se complementaba, doblegándole por la banda derecha, pero iba más allá. En los minutos finales, cuando las fuerzas del resto de sus compañeros habían gastado sus reservas, él permanecía fresco y propiciando que nacieran de sus botas la mayoría de las ocasiones de gol. No tiene miedo. Sube y baja. Ataca y defiende. Marca, remata y corta. Todo en uno y por un módico precio, que de seguir evolucionando se quedará corto. Del Nido ha hecho caja y ha rentabilizado su fichaje. El tiempo dirá si la jugada le ha salido cara cuando descubra que deja huérfana a su defensa.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: