Skip to content

El Liverpool y la importancia de Steven Gerrard

3 enero 2012

Escoger los mejores futbolistas de una época siempre resulta complicado ya que no existe esa perspectiva global que solo puede ofrecer el tiempo. Los aciertos y fallos cometidos permanecen frescos en la memoria acompañados por trayectorias irregulares o lesiones que oscurecen el camino. Luces y sombras de carreras que no han llegado a su fin pero que llaman a la puerta de su ocaso cuando traspasan la barrera de los treinta años. Jugadores que han obtenido el reconocimiento mundial innumerables veces por su juego y por los títulos acumulados y en cuyo perfil encaja a la perfección Steven Gerrard, el caballero que sigue rescatando al Liverpool de los apuros.

Steven Gerrard Foto: lainformacion.com/Getty Images

Para muchos, cuando abandonas la veintena eres mayor para seguir dedicándote al fútbol. Por lo que cuando estás cerca de los 32, en una época en la que la juventud es una de las mayores virtudes para dar patadas al balón, debes comenzar a reducir objetivos y prepararte para la retirada. Sin embargo, Gerrard, tras meses de achaques y lesiones que mermaron su rendimiento habitual, ha encontrado la manera de motivarse a sí mismo para volver a lo más alto: rechazar el miedo al fracaso y luchar por jugar más partidos que la temporada anterior. De momento va por el buen camino y así lo demostró en la pasada jornada de Premier ante el Newcastle.

Su salida al campo sirvió como detonante para que decantara la igualada balanza a favor de los ‘Reds’. Revolucionó la segunda mitad, centró, generó peligro e incluso marcó en los treinta minutos que honró con su presencia al público de Anfield. Kenny Dalglish sabe que su experiencia y saber estar son dos de los argumentos más fiables del equipo, aunque su físico no le permita aún disputar partidos completos. La complicidad entre ambos quedó patente en la celebración del gol. El técnico es consciente del calvario que sufre un jugador cuando a esa edad debe volver al máximo nivel tras una lesión y por eso confía plenamente en él.

Gerrard, con su veteranía y calidad inalterable, mantiene vivas las expectativas de avanzar en la Premier desde el sexto puesto a otros más relevantes. Siempre está preparado para enfundarse el traje de héroe y marcar las diferencias. Prefiere leer el partido antes de lanzarse sin más, pensar tácticamente e interceptar el balón en lugar de buscar el regate fácil. Saber posicionarse para no correr innecesariamente. Da igual que haya sido baja durante meses, salga como sustituto o ejerza de capitán desde el inicio, Steven siempre mira hacia delante, analiza la situación y busca soluciones en los momentos difíciles. Así lo hizo contra las Urracas en su regreso, único partido en el que se han anotado tres goles desde el mes de agosto.

¿Casualidad? Nunca, si se trata de él. Ha vuelto y no piensa marcharse. En lo que para algunos debía ser la curva descendente de su carrera por edad y tras períodos de lesiones, para él debe verse como una segunda o tercera juventud. Quizás ahora no seamos conscientes de toda su valía, pero cuando se retire y sea comparado con el resto se echará de menos esa presencia que intimida y que solo los grandes futbolistas poseen.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: