Skip to content

Marc Janko, goleando en segundo plano

23 diciembre 2011

La historia no siempre se repite. En mayo Marc Janko se convertía en héroe del Twente al regalarle a su equipo la Copa de Holanda. Gracias a su gol en la prórroga, cuando los penaltis se postulaban como la única opción para desequilibrar, aparecía el talento de este delantero para decidir el ganador. Salió desde el banquillo pero consiguió que sus minutos fueran los más cotizados de todo el encuentro.

Janko, jugador del TwenteMeses después se produce una historia similar pero con diferente desenlace. De nuevo, un gol suyo se cuela en la fiesta aunque sin beneficio alguno. Su tanto, el del empate pasado el minuto 100, no consiguió el objetivo de llegar a los cuartos de final. El esloveno Tim Matavzdel PSV Eindhoven suplantó el lugar que obtuviera Janko en la última edición y proporcionó la victoria a su equipo con la consecuente eliminación del Twente.

Aunque su actuación no ha sido determinante, Marc Janko demuestra siempre que le es posible que no pasa desapercibido por sus cerca de dos metros, que le permiten moverse con libertad en el juego aéreo, sino que además posee un potente remate con ambas piernas mostrando mejores registros cuando emplea la zurda.

La agilidad y habilidad, con y sin balón, son uno de sus fuertes ya que le permiten desplazarse entre los defensas generándoles infinidad de situaciones complicadas por el peligro que entrañan de cara a portería. Le gusta marcar pero no quiere tener el protagonismo, de ahí que pueda llegar a esfumarse gran parte del encuentro para aparecer cuando necesite sentenciar un partido o atravesar el arco rival.

Es cierto que participa en ligas de inferior nivel pero no es motivo suficiente para no destacar la extensa labor de Marc Janko. Los 39 goles anotados en 34 partidos cuando vestía la elástica del Salzsburgo en la temporada 2008/09 le abrieron las puertas del éxito. En aquel curso consiguió anotar cuatro hat-tricks y golear él solo al SCR Altach Numerosos clubes dejaron al descubierto su interés pero él prefirió quedarse en su país antes de fichar por los campeones de la liga holandesa e iniciar su trayectoria en Champions. Aunque empieza a acariciar los treinta años, sigue teniendo la frescura propia de un debutante.

No se trata de un simple marcador de goles al uso ya que físico y, en concreto, su genética atlética – proveniente de una madre bronce de jabalina en el 68 y un padre batidor de records de altura con el equipo nacional – le ha ayudado a desenvolverse en el área con desparpajo. De él se espera que de un paso más y que pronto esté pugnando con los mejores atacantes en una liga de superior rango. Emigrar a un nuevo país sería la mejor noticia pare él como recompensa a una trayectoria que no siempre tuvo frutos pero que el Twente ha sabido explotar en silencio para mantener en sus filas a uno de sus delanteros más determinantes que ha tenido.

 

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: