Skip to content

Grenier, la nueva promesa del Lyon

6 diciembre 2011

El Olympique de Lyon siempre ha querido ser grande pero el reconocimiento como tal aún está en camino. Hasta 2002 no obtuvo su primer título de liga y le cogió tanto gusto que repetiría de manera consecutiva hasta seis veces más. Sin embargo, tiene una asignatura pendiente: la Champions League, donde son muchos los aficionados que asocian al club francés con el Real Madrid como su bestia negra. La primera década del nuevo siglo trajo consigo los éxitos nacionales con continuidad. Figura destacable de aquel equipo, por sus innumerables goles de falta, es Juninho. Prácticamente la mitad de sus tantos llegaron de esa forma ganándose el calificativo de ser uno de los mejores lanzadores de la historia. Su marcha del equipo se produjo en 2009, haciendo las maletas en busca de la experiencia exótica en Catar. El vacío que dejara en el equipo sería difícilmente reemplazable, al menos a simple vista. Sin que nos diéramos cuenta, se había producido la entrega del testigo entre un pasado glorioso y un futuro aún más esperanzador: Clement Grenier, comenzaba a hacerse un hueco en el equipo que le acogiera con catorce años.

Clément Grenier y Gonalons

Cuando aterrizó en Lyon procedente del Rhône-Alpes, este polivalente futbolista no era consciente de la prometedora carrera que le esperaba. Viendo el potencial y el interés que levantaba ante el espía de las canteras, Arsene Wenger, decidieron blindar su contrato y realizarle uno profesional acorde con su condición de futurible estrella del fútbol francés. En sus comienzos, su carácter fue un lastre que se posicionó a la cabeza de puntos a mejorar. Ser impulsivo, testarudo y con temperamento son las señas de identidad de un jugador ambicioso. Sabe que tiene talento y que la mejor forma de demostrarlo es siendo activo en el campo. Entre sus cualidades despunta su velocidad y capacidad de desborde en banda. No se amedrenta con el balón en los pies debido a la seguridad con la que lo conduce, por lo que en la lucha del uno contra uno suele salir victorioso. No le gusta permanecer al margen de la jugada como un mero espectador pasivo. Prefiere participar del juego del equipo y realizar precisos centros desde la banda derecha.

Elegancia francesa e inteligencia técnica puestas a disposición de la colectividad. En Lyon miman a esta joven promesa que tiene la experiencia de haber contribuido en cada uno de los escalones de la selección francesa. Conformarse con poco no es su estilo y entre sus aspiraciones está la de vestir los colores de su país en la próxima Eurocopa de 2012. En un combinado con falta de ilusión por su imagen desastrosa en los últimos campeonatos será acogido con los brazos abiertos. Jugador diferente, con estilo propio, práctico y con las ideas claras. En su mente solo aparece el triunfo y el éxito. Primero con su equipo, en Champions, donde la última jornada de la fase de grupos ante el Dinamo de Zagreb es decisiva, y después con los galos, para olvidar los fracasos de un pasado reciente que les ahoga.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: