Skip to content

Kevin Gameiro triunfa en el PSG y sueña con ganar la Eurocopa 2012 con Francia

22 noviembre 2011

2 de julio de 1998. Dominique acude a recoger a su hijo que está celebrando con sus amigos la victoria de Francia en la final del Mundial. El festejo, como no podía ser de otra manera tratándose de niños, se trasladó a un improvisado campo de fútbol donde querían rememorar lo vivido aquella tarde. Cuando descubre a su padre, inmóvil, observando sus movimientos con una sonrisa melancólica, corre hacia él para abrazarle. Está feliz. Aún con los nervios en el cuerpo por la tensión del partido, le susurra al oído: “Papá, cuando crezca seré como Ronaldo pero marcaré el gol más importante para Francia”. Y añadió: “Quiero ser futbolista profesional. Como tú. Como el abuelo”.

Es posible que esta historia no diste mucho de la forma en la que Kevin Gameiro sintió aquella final. Si hay algo que caracterice a este joven delantero es el amor y pasión con la que vive un deporte arraigado en su familia. Hijo y nieto de futbolistas, desde temprana edad supo que su destino estaría ligado al fútbol. A los ocho años ingresó en la Escuela Sportive de Marly-la-Ville donde fue moldeando el perfil de jugador en el que quería convertirse. Su ídolo de niñez fue Ronaldo Nazário de Lima, de quien envidiaba su facilidad para definir, su potencia y sus goles. Cada día que pasaba quería parecerse un poco más a él, a la par que absorbía las enseñanzas de los que le rodeaban.

Kevin Gameiro con el PSG

Siendo un adolescente, mientras jugaba en Picardie un torneo regional, llamó la atención de los numerosos ojeadores que rastreaban, como si de detectores de metales de tratasen, en busca de nuevos hallazgos. Jacky Dugueperoux consiguió que Kevin se incorporara a la escuela del Estrasburgo. Allí conocería a uno de los entrenadores que más le marcarían en su futuro. Jean-Pierre Papin, también delantero cuando estaba en activo, compartió confidencias durante el año del debut de ambos con el primer equipo. Le hizo mejorar sus debilidades. De cara al gol, le faltaba determinación y para ello era necesario corregir su capacidad para definir de cara a portería. Y progresó, como demostró en su debut en la Copa de la UEFA ante el Estrella Roja. Partido que guarda intacto en la memoria y que será su referencia en los momentos difíciles. Fichar en 2008 por el Lorient le proporcionó madurez como futbolista y persona.

Kevin Gameiro ha demostrado sus habilidades a través de su constancia. Tiene el desparpajo de aquellos delanteros que saben cómo engañar a sus rivales para pasar desapercibido. El único fin es mantenerse en el límite del fuera de juego, sin sobrepasarlo, para despegar con velocidad y encarar a puerta. Para ello cuenta con sus mejores armas: velocidad y oportunismo. A los defensas les resulta complicado controlar un jugador que posea estas características. Es imparable en las contras, experto en driblings y multiplica las revoluciones cuando en su cabeza ha ideado el gol, tanto suyo como ajeno. No peca de egoísmo y asiste a sus compañeros con frecuencia. La única pega ante tanta virtud es que le falta mayor solidez al definir, como tratara de corregirle Papin, y mejorar su juego de espaldas al arco. Una vez superadas ambas carencias, se convertirá en un ariete prácticamente imparable.

Ahora viste los colores del Paris Saint Germain, equipo contra el que debutase en los Campos Eliseos vistiendo la elástica del Estrasburgo. En lugar de sucumbir a los encantos de otras ligas de superior nivel, como la española, este verano prefirió quedarse en casa. La recomendación vino de la mano de Laurent Blanc. Al seleccionador francés le parecía la decisión más acertada para garantizar su presencia en la Eurocopa. Con su club no hay dudas pero sus registros cuando representa a su país distan de lo que se espera de él. Kevin Gameiro anhela llegar al mes de julio con su instinto goleador afilado para ayudar a que Francia recupere su nombre. Aspira a hacer su sueño realidad: marcar el gol que convierta a su selección en campeona, marcar el gol más importante.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: