Skip to content

Fernando Torres, el blue que sólo cumplía como red

20 noviembre 2011

Dijo adiós al Atlético de Madrid para explorar nuevas competiciones. Se fue delLiverpool para ganar títulos. Llegó al Chelsea para completar su palmarés. Y ahora, cuando tiene todo lo que deseaba, Fernando Torres ha perdido su magia. En los últimos meses se ha alejado considerablemente de los registros a los que estaba acostumbrado. Ha tratado de buscar alternativas como asistente sin recompensa. Aún así, sigue contando tanto para Vicente del Bosque como para Villas-Boas.

En la selección española es uno de los intocables. Aquel gol que cambiara el destino deEspaña y nos convirtiera en campeones de Europa permanece intacto en la memoria, convirtiéndose en un motivo de peso para obtener su puesto honorífico. En el Chelsea no son tan comprensivos ni pacientes. Quieren resultados, quieren goles y quieren ver al Torres que ficharon. Con sed de gol, letal en el área y por el que se pueden pagar 58 millones de euros para convertirse en el traspaso más caro de la Premier, en aquel momento.

Fernando Torres con el Liverpool

Los meses que distan de la Eurocopa van a ser cruciales. De seguir así, podría caerse de la convocatoria en favor de otros delanteros que saborean un dulce momento y aportan lo que se le pide: goles. Torres tiene que volver a marcar con regularidad y alejarse de los fantasmas que ahuyentan sus dianas. Es imperdonable que, la razón de ser de un delantero, desaparezca y falle incluso con la portería vacía. El problema de Fernando no es físico. Como si de un principiante se tratara, le pone ganas, se esfuerza y trabaja duro pero sin premio. Algunos consideran que ésta es la realidad del ‘Niño’. La versión anterior solo fue fruto de la coincidencia. Saber estar en el momento y lugar adecuados cuando la suerte sonríe. Cuando ésta se marcha sin despedirse es prácticamente imposible recuperarla.

Chelsea y Liverpool se enfrentan esta jornada en la Premier. Pasado y presente se ven las caras para recordarle lo que ha sido y lo que aún puede seguir siendo. Fernando Torres debe convertir este encuentro en su talismán. Anotar contra su ex-equipo podría ser la pócima que le reconduzca en su camino para salir del bache y cerrar un ciclo que tendrá siempre presente. El tiempo apremia, las oportunidades se agotan y la paciencia de los aficionados toca techo, por lo que si no demuestra quizás deba pensar en hacer las maletas. Aunque siempre ha dicho que el juego de la Premier le beneficia, emigrar a otra liga podría ser factible a final de temporada en el caso de seguir paralizado. Para seguir siendo blue, ‘el niño’ deberá convertirse en adulto.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: