Skip to content

Irlanda: Given, su última oportunidad tras encajar el ‘gol’ de Henry

11 noviembre 2011

Shay Given quiere dejar atrás todos sus malos recuerdos. Siempre que aparece el nombre de este portero irlandés resulta inevitable asociarlo con aquella eliminatoria, entre Francia eIrlanda, de clasificación para el pasado Mundial 2010. Dos años han transcurrido desde ese funesto día. Su selección arrinconaba a los franceses y aspiraba a obtener el billete del vuelo chárter a Sudáfrica. Una mano truncó todos los planes y Henry se convertiría en asistente de lujo.

Given con Irlanda

El primer objetivo irlandés, en el partido de vuelta, era anotar el gol que igualara la eliminatoria. Dicho y hecho. En la primera mitad, se pusieron por delante en el marcador gracias a Robbie Keane. Tenían garantizado seguir vivos hasta la prórroga pero los franceses reaccionaron tras el descanso adelantando líneas, aunque sin fuelle anotador. Los continuos huecos defensivos favorecían las llegadas al área por parte de los irlandesdes.Hugo Lloris, su suerte y la escasa puntería de los delanteros evitó la sentencia.

Una vez comenzada la prórroga, quedaba patente que los franceses no merecían ganar. Desordenados, como su vestuario, y con un equipo venido abajo ante el planteamiento irlandés se encontraron de cara con la fortuna. Maraña de jugadores en el área visitante, Henry acaricia claramente con su mano el balón y le regala el gol a Gallas. Francia conseguía su presencia en un nuevo Mundial mientras la rabia, impotencia y dolor inundaban los corazones de los miles de chicos de verde.

La mano de Henry no sería el único detalle a tener en cuenta de este partido. Repasando la alineación inicial faltaba algo, o alguien. Lloris, Sagna, Gallas, Escudé, Evra, Alou, Lass, Anelka, Gourcuff, Henry y André-Pierre Gignac. El, por entonces, jugador del Toulouse, se afianzó como punta titular por encima de Benzema. Domenech se había cansado de esperar el regreso de la mejor versión de Karim y necesitaba garantías. Eficacia por encima de brillantez. El partido contra Lituania, el tanto ante Austria, saber esperar su turno y las diversas cualidades de las que presumía Gignac lo convirtieron en la pareja de Henry para viajar a Sudáfrica. El asalto ante Irlanda fue el detonante para tomar la decisión: el madridista se quedaba sin Mundial.

Al igual que las trayectorias de Benzema y Gignac han evolucionado, – La del primero, hacia una versión mejorada y perfeccionista de sí mismo. La del segundo, hacia la versión de un jugador del que su equipo quiere librarse.- la suerte de Given también debe hacerlo. A sus treinta y cinco años el ocaso de su carrera comienza a atisbarse. Pocas serán las opciones que tenga de volver a luchar por una Eurocopa o un Mundial. Necesita reencontrarse con su destino para evitar que la historia vuelva a repetirse. Estonia hará las veces de Francia en la repesca, con la diferencia de que las únicas manos que desea ver Shay serán las que estreche para recibir la enhorabuena por la clasificación.

 

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: