Skip to content

Sevilla FC: Cerrado por reformas

10 junio 2011
No se puede vivir de los recuerdos. La última temporada del Sevilla FC ha evidenciado que la época gloriosa que saborearon Joaquín Caparrós y Juande Ramos ha llegado a su fin. De aquellos años solo quedan los títulos, las fotos y algunos estandartes del sevillismo que poco a poco se bajan del barco.
No ha sido una temporada brillante pero sí excesivamente irregular. Mientras otros años el Ramón Sánchez-Pizjuán se convertía en un fortín difícil de asaltar, la realidad de éste ha sido bien diferente. Se han dejado escapar innumerables puntos que pusieron contra las cuerdas los objetivos marcados por Jose María del Nido. La tercera plaza, el ansiado acceso a la Champions sin preliminares, se esfumaba. Con el devenir de los meses se evaporaban las metas. Del tercero al cuarto y así hasta peligrar su presencia en Europa.
Un equipo que finalizaba el curso pasado ganando la Copa del Rey y metiéndose in extremis en Champions, ¿cómo podía comenzar con tanta inseguridad? El primer traspiés llegó en agosto en la eliminatoria contra el Sporting de Braga. Un conjunto cuyo nombre se prestaba a todo tipo de mofas y era considerado, a priori, un rival ridículo. El trámite ya estaba hecho en la mente de todos y las miradas apuntaban a la fase de grupos. El cuento de la lechera volvía a repetirse. La Europa League se convirtió en un premio de consolación que reavivó el recuerdo de sus exitosas gestas en las UEFAs que conquistaron. Sin embargo, se siguió confiando en Antonio Álvarez. Aún era pronto para privar, a un entrenador de la casa, de su premio por traer un título que cocinó en su totalidad Manolo Jiménez y que él solamente tuvo que meter en el horno.
Fueron claves las primeras jornadas. Las decisiones del técnico eran analizadas con lupa hasta que los malos resultados decidieron abrirle la puerta de salida. Con la llegada de Gregorio Manzano, tras meses de rumores sobre su fichaje, se esperaban soluciones y encauzar el camino de un dubitativo Sevilla que no jugaba a nada. Todo se complicó. Las discrepancias con pesos pesados del vestuario, como Luis Fabiano, se reflejaban sobre los terrenos. El brasileño, después de un verano plagado de noticias acerca de su marcha, demostraba con su actitud que sus días en la capital hispalense tenían fecha de caducidad. En el césped afloraban su apatía y desidia. Su instinto sólo despertaba levemente de su letargo cuando el orgullo personal le hacía demostrar a Negredo quién era el killer. Como en una colmena, no pueden convivir dos abejas reinas. Cuando ambos compartían minutos, la falta de compenetración y la lucha de egos quedaba patente. Se estorbaban. Para apaciguar la situación y obtener resultados positivos era necesaria la entrada en escena del caballero del sevillismo: Kanouté. Su generosidad, sacrificio y responsabilidad para con el equipo lo convirtieron en el único pilar en el que debía apoyarse el vestuario.
Posiblemente no haya sido su mejor temporada en su carrera deportiva, pero ha sido un seguro que rara vez ha fallado. La ausencia de ideas e iniciativa en el centro del campo le obligaron a retrasar su posición. Como si de la Real Academia Española se tratase, el malí limpió, fijó y dio esplendor partido tras partido. Trabajo invisible para unos, sacrificio incansable para otros. Esfuerzo descompensado si miramos a lastres como Zokora o Romaric, más preocupados por su vida nocturna que por hacer un digno trabajo frente al Barça.
La sensación que queda tras esta temporada, es que han remado hacia direcciones divergentes, tantas como contratiempos se han interpuesto en su camino. De nuevo, las lesiones han pasado a un primer plano. Jesús Navas ha sido asiduo de la enfermería. Con su ausencia, Perotti ha quedado huérfano. Un sublime inicio apuntaba a una gran actuación del argentino en el resto de meses. Las sombras, más que luces, han perseguido su juego. Perdido, con miedo y sin la frescura que le caracteriza. Se culpa a Manzano de no buscar alternativas cuando no quedaban relevos a las bandas, los puñales del Sevilla, pero las opciones no daban seguridad. Tan solamente en dos ocasiones el técnico ha contado con el beneplácito unánime del Pizjuán. Las estrategias empleadas en Copa frente al Villarreal y la excepecional segunda parte frente al líder silenciaron a aquel sector de la afición que nunca vio con buenos ojos su fichaje.
El papel defensivo es la asignatura pendiente para septiembre. Quizás porque no han sabido funcionar como un bloque, por las rotaciones o por la ausencia de un jefe que se hiciera con las riendas, pero la realidad ha sido que la defensa no imponía ni daba respeto. Cáceres, Escudé, Alexis y Fazio eran la irregularidad personificada. Fernando Navarro es ese jugador mudo que nunca da la nota en ningún partido, que no resalta pero tampoco pone en evidencia. Su puesto ha sido indiscutible lo que provocó la cesión de Luna, su relevo canterano, al Almería. Dabo, un fichaje a coste cero pero que a Goyo le apasionaba, no ha estado al nivel cuando ha tenido que reemplazarle. Alocado, desconcentrado, torpe y fallón ha demostrado que el Sevilla, de momento, le viene grande.
Para hablar de Sergio Sánchez habría que hablar de las dos caras de una misma moneda. Por un lado, la superación, la lucha por un sueño y el ejemplo de coraje. Por otro, la rebeldía, el malestar, el desagradecimiento y las salidas de tono con compañeros y aficionados. ¿Hacia qué lado se decantará la moneda? Habrá que esperar al inicio de campaña para saber con qué actitud se comporta, ya que la aptitud ha sabido demostrarla en los escasos minutos jugados.
Profundizar en la temporada del Sevilla implicaría no pasar por alto el plan renove iniciado en inverno. Mientras la marcha de Luis Fabiano era un secreto a voces y una necesidad viendo sus registros, la llegada de los antagónicos pero complementarios Rakitic y Medel han devuelto la ilusión. De sus fichajes no solo sorprendió el valor por el que fueron adquiridos, sino su fácil aclimatación. LLegar y pegar. Sin errores, sin periodos de adaptación ni quejas. Rakitic aporta la inteligencia, frialdad, precisión, técnica e imaginación. Medel es físico, lucha y asfixiar al rival hasta incomodarlo para robarle el balón. Día y noche pero juntos han mejorado la imagen del conjunto en el último tercio de campaña.
El nombre propio y que debe ser escrito con mayúsculas es el de Álvaro Negredo. Si en su primer año como sevillista fue cuestionado por su falta de compromiso e implicación, en el segundo todas esas dudas desaparecieron. Los primeros meses tuvo que lidiar con Luis Fabiano para obtener la titularidad y el respeto. Con la escapada del brasileño, el halo de rivalidad se desvaneció. Ganó presencia y físico. Se involucró con el equipo y ayudó a Kanouté a echárselo a la espalda. De no ser por sus innumerables lanzamientos al palo, habría podido luchar por el pichichi. Ser el máximo goleador nacional ya es un premio y una realidad que ha sido recompensada con su nueva visita a la selección. Su futuro próximo seguirá gestándose en la capital andaluza. Habrá que esperar a los nuevos fichajes para saber quiénes compondrán la delantera de cara al nuevo reto. De seguir a este nivel, Álvaro será una de las bases sobre las que construir la nueva era del Sevilla.
Aún queda mucho por hacer. Se abre la puerta de Nervión para dejar marchar a los que sobran y hacer un hueco a los nuevos. Habrá sorpresas, errores y aciertos. De momento, las incorporaciones de Marcelino, Coke, Manu del Moral y Trochowski han sido acogidas con ilusión. Son algunas de las piezas necesarias para apuntalar los cimientos de esta obra. Mientras el mercado siga abierto no se podrá dar por finalizada por lo que, hasta agosto, el fútbol en el Ramón Sánchez-Pizjuán permanecerá cerrado por reformas.

From → Fútbol, Sevilla FC

One Comment
  1. Como está ahora el fútbol español, quizás el Sevilla haya dejado de ser lo que era. O ¿quién sabe si darán la sorpresa? Los fichajes no son para nada malos, y bueno, hay que darles algo de confianza. Además, Rakitic cada año va a ser mejor en el club, puesto que creo que se ha adaptado rápido.
    Un abrazo, Montse!! Como siempre, muchas gracias por todo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: