Skip to content

Abril, el mes de las huelgas

28 marzo 2011

A falta de una semana para reanudarse la Liga tras el parón internacional, continúa en el aire la celebración de la próxima jornada. El 29 de marzo es la fecha marcada para conocer si la demanda interpuesta por Athletic, Espanyol, Real Sociedad, Sevilla, Zaragoza y Villarreal sirve para impugnar la suspensión y que sus encuentros puedan disputarse con normalidad. Los colegiados ya han sido asignados por la RFEF, faltan los horarios de la LFP. Los motivos de esta huelga son conocidos por todos a estas alturas. Los derechos de retransmisión y el partido en abierto de cada jornada son el punto de inflexión.

El momento elegido es el menos propicio para el revuelo, lo que lo convierte en el momento idóneo. Los equipos están envueltos en la recta final de las competiciones en las que participan, tanto europeas como nacionales. De retrasarse la jornada se alteraría todo el calendario, prolongándose la Liga hasta el 12 de junio. Tres semanas más respecto al 22 de mayo inicial en las que sufrir la agonía de conocer el ganador del campeonato, de no estar decidido aún, o de los diferentes equipos que descienden. De ahí que abril sea un atractivo mes en el que hacer ruido con las quejas y reclamaciones. Todo está en el aire y puede interferir en las notas de final de curso de las diferentes entidades.
No es la primera vez que este mes se convierte en el protagonista. Sin ir más lejos, hace un año la AFE convocaba una huelga para la jornada 33 en los días 17 y 18 de abril. Se hablaba por aquel entonces de la necesidad de alcanzar un gran pacto por el fútbol español que diera solución a las exigencias de los futbolistas. Sin embargo, pocos días antes se llegó al acuerdo entre las partes para garantizar el avance y la negociación. Si nos remontamos a 1982, también abril acogería una poco exitosa huelga que tendría sus orígenes en discrepancias surgidas a finales de los setenta. Dos fueron los principales temas a tratar. El primero hacía referencia al derecho de retención de futbolistas por parte de sus clubes y el segundo el límite de 23 años de edad para los jugadores de tercera. Desde el primer momento el Barça se desligó anunciando que no secundaría la huelga. Aquella temporada y en esa jornada lideraba la clasificación seguido de cerca por la Real Sociedad, que se haría con la Liga, y el Real Madrid como tercero. Al FC Barcelona se le fueron añadiendo otros equipos hasta que, finalmente, tan sólo Valencia, Zaragoza, Real Madrid y Castellón decidieron llevar a cabo la huelga. Jugaron sus respectivos encuentros con jugadores de las categorías inferiores o de los filiales. Muchos recordarán aquel día porque gracias a esa huelga debutaron en el primer equipo jugadores que escribirían la historia del fútbol español durante años. Míchel tendría su primera oportunidad de blanco, con gol incluido al Castellón, aunque no sería hasta dos temporadas después cuando volvería a repetir. Tampoco hay que olvidar la puesta de largo en el Castilla de Butragueño.
Más rocambolesco fue lo que le ocurrió al Zaragoza en Sevilla. La idea de la huelga era que los equipos locales decidieran en el vestuario quiénes jugarían. En el caso de lo visitantes, viajarían tanto con la plantilla profesional como la del filial. Antes de que el Zaragoza pusiera rumbo a la capital hispalense, se comentó que el Sevilla llevaría a cabo el paro liguero, por lo que decidieron viajar con el Aragón, filial maño del grupo IV de la Tercera División. Pero, finalmente, los sevillistas jugaron con la primera plantilla obteniendo un resultado positivo. Casualmente, la próxima jornada el Ramón Sánchez Pizjuán acoge al Zaragoza, mismo duelo con diferentes caras. Esta vez, de jugarse el encuentro, ambos equipos lo harán con sus equipos de gala. La polémica y la duda serán zanjadas el 29 cuando se conozca la situación final de los partidos. Los siete clubes que se oponen al parón quieren jugar por el bien del fútbol, de los espectadores y por el de sus propios intereses. La realidad, sin embargo, puede ser distinta.

From → Fútbol, Liga

One Comment
  1. Yo, si te digo la verdad, no creo que haya huelga, o cierre patronal, o parón o como lo quieran llamar. Pero viendo todos los problemas del calendario, de la organización de la Copa del Rey, y de todo el fútbol español en general, me espero cualquier cosa.

    Buen artículo, Montse. Un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: