Skip to content

Como perros y gatos

14 diciembre 2010

Mi espacio de hoy no voy a dedicarlo a analizar minuciosamente el juego del Real Madrid ante el Zaragoza. Sólo hay que mirar el resultado y ver la trayectoria blanca para hacernos una idea del rumbo que puede haber tomado. Mi reflexión pretende centrarse en las diferencias, abismales o no, entre el Barça y Madrid.

Si queremos hablar de números, la trayectoria de ambos conjuntos en lo que llevamos de las tres competiciones es intachable. Ambos continúan vivos y pasando con nota por cada una de ellas. Tanto en Champions como en la Copa del Rey viajan a la siguiente ronda y se espera que lleguen hasta el final. La situación es similar, pero con matices, en el campeonato liguero.

Ocupan las dos primeras plazas de la tabla. El Real Madrid lideraba hasta que llegó el cruce directo y las tornas se cambiaron. El colchón que los separa es de tan sólo dos puntos. Diferencia insignificante sobre el papel pero infinita sobre el terreno. Los catalanes consiguen que los ateos del fútbol se conviertan en fervorosos creyentes. Cada partido es la repetición de un recital que se reinventa cada noventa minutos. Equipo, sobriedad, efectividad, clase, técnica y genialidad son algunos de los innumerables adjetivos que acompañan a sus futbolistas. Juegan bien y obtienen resultados sin que nadie pueda frenarlos. El único que podría hacerlo, su rival directo, sucumbió en su feudo llevándose de regalo una dolorosa mano de goles que rozaba el ridículo para los aficionados culés.

No hay dudas, el Real Madrid no es el Barça. No pretende serlo. Si estudiamos la trayectoria de ambos clubes nos daremos cuenta que su juego ha sido diferente y su política de fichajes dispar. El FC Barcelona es el FC Barcelona porque su historia, evolución, jugadores, traspasos y victorias han tejido un ADN completamente diferente al del Real Madrid. Los blancos tienen otros valores, objetivos e intereses. Aunque fueran los mismos, la forma de conseguirlos difiere. Gusta ver jugar a los blaugranas porque ejecutan a la perfección cada uno de los teoremas de este deporte. Son el alumno aplicado de la clase. Siempre con los deberes hechos, trabajando día a día con disciplina y constancia. Sus exámenes rozan la perfección. En el lado opuesto, el libertino del curso. Extravagante, bohemio, dejado e irregular. No le hace falta estudiar porque es innato su talento. Con esfuerzo y dedicación sería el pupilo aventajado pero sabe con el ‘mínimo’ esfuerzo los resultados son notorios. Dos formas antagónicas de trabajar pero que suman seguidores allá por donde van.

Entre ellos hay respeto y admiración pero en el fondo se llevan como perros y gatos. A Mou le gustan los animales pero sabe que los perros viven en el ‘Can’ Barça y debe conformarse con felinos esperando que algún día se conviertan en auténticos tigres que devoren el balón, las porterías y los resultados. Mientras tanto debe seguir sumando cada semana de tres en tres hasta que vuelva a cruzarse con su eterno rival. El impulso que está dando a jugadores como Marcelo, Lass, Mahamadou y Benzema es determinante para que su plantilla no se limite a once jugadores que formen una roca, sino que pueda elegir las rotaciones para hacer de cada partido una auténtica obra maestra.

 

 

2 comentarios
  1. Magnífico análisis y muy acertado.

    “Los catalanes consiguen que los ateos del fútbol se conviertan en fervorosos creyentes.” Esta frase es sencillamente sublime.

    Un saludo!

  2. Dios mio! Montse, qué grande! ja ja ja! Se puede decir más alto, pero no se entendería mejor que en estas líneas. Un abrazo!

    Siempre es un placer leerte, y más, después de este post.

    Juanma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: