Skip to content

Los cachorros de la Mannschaft rugen con fuerza

14 septiembre 2010

Aún está reciente el Mundial de Sudáfrica. Aún nos emocionamos cuando recordamos que España es la campeona. Por su juego, esfuerzo, espíritu de lucha y superación fue la ganadora. Hubo otra selección que demostró con sus victorias, sobre las grandes candidatas, que era fiel aspirante a alzar la Copa. Se trata de la selección alemana. De ella destaca la juventud de aquellos que la lideraron. Son jóvenes y experimentados, pero su relevo generacional viene pisando fuerte.

Los cachorros de la Mannschaft dejaron su huella en el Torneo de Élite de Zurich celebrado en abril. Allí demostraron todo el potencial que hay en la cantera del fútbol alemán. Se trata de una selección que posee una estructura similar a la del FC Barcelona. Su esquema de juego es un fiel reflejo de un 4-2-3-1 con dos medios defensivos. El Piqué aleman por su altura y potencia es Hoffman. Bittencourt se disfraza de Xavi y Younes es un medio de ataque idéntico a Iniesta. El punta, por su intensidad al abrir huecos, las paredes y los remates, es Parker.

Es innegable la calidad individual de cada uno de ellos. Pero en conjunto forman un tanque prácticamente indestructible. La pieza clave, eje del equipo tanto táctica como psicológicamente, es Amin Younes. El jugador del Borussia Mönchengladbach sabe suplir su escasa estatura con sus sublimes actuaciones sobre el césped. Cuando se queda en el banquillo su equipo se resiente. Es participativo en el trabajo defensivo apoyando a sus compañeros de la media sin desocupar su posición. A pesar de su edad demuestra madurez y seguridad en la recuperación. Arranca con conducciones fáciles y desbordes imposibles en espacios milimétricos. Realiza paredes sensacionales que demuestran su visión periférica tanto en la primera jugada como en conducción. Complementa esta genialidad su pase imposible y asistencias perfectas. Tiene una pierna derecha precisa que le aporta la confianza necesaria para tener frialdad en las inmediaciones del área. Dentro de ella es rápido buscando el desmarque. Sin lugar a dudas es el líder del equipo participando activamente en cada una de las jugadas de peligro.

El peso del juego de ataque se basa en numerosas cesiones de Younes a Sonny Kittel del Eintracht de Frankfurt. Este media punta izquierdo juega a pierna cambiada entrando por banda para finalizar con tiro potente y en diagonal. El golpeo de cabeza, dada su altura, es una de sus bazas. Es rápido y habilidoso a pesar de su envergadura física, hecho que le proporciona robustez en la pugna por el balón. Junto a Shawn Parker se postularon como los goleadores. El punta del Mainz 05 pelea con los centrales rozando el fuera de juego sin romperlo. Protagonista de paredes de apoyo con los medios atacantes cuando es posible. No tiene problemas para regatear rompiendo cinturas en un palmo de terreno. Su lanzamiento a puerta es potente, dirigido y seco. Pocas ornamentaciones en la ejecución anteponiendo la fuerza a la colocación.

El tridente formado por Younes, Parker y Bittencourt componen la columna vertebral de los alemanes. El jugador del Energie Cottbus añade robustez en el uno contra uno, conducción en vertical y velocidad explosiva. Es un diestro rocoso y potente que derrocha calidad en sus entradas hasta el fondo. Defensivamente aporta la agresividad que necesita el equipo para cortar las jugadas del rival. Es un luchador nato cuya combatividad mueve al resto de compañeros y la vuelca a la hora de finalizar con su disparo bien dirigido. Finalmente, el capitán de esta camada de genios en proyección y cabeza pensante es Andre Hoffmann. Es fuerte, alto, veloz y muy duro en los marcajes. Domina el juego aéreo tanto en defensa como en ataque. Tácticamente ha asumido los mejores principios de este deporte. Es un futbolista diferente y con personalidad. Este medio defensivo imprime su carácter mientras distribuye el balón. No le gusta subir en ataque salvo en los córners o jugadas a balón parado donde es efectivo en defensa.

En definitiva, son un grupo de jóvenes promesas del fútbol alemán que cogerán rápido el testigo de Özil, Neuer, Aogo, Kroos, Tasci, Marko Marin, Jerome Boateng o Müller. Pasado reciente, presente efectivo y futuro prometedor para una de las selecciones con mayor solera ganadora del Mundo. Son buenos, forman un equipo pero, aunque lo pondrán difícil, no será suficiente para adelantar a la actual campeona, nuestra selección.

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: