Skip to content

La última palabra, Pep

10 agosto 2010

Con el portazo de Cesc al FC Barcelona se abre la puerta a la llegada de Mesut Özil. Tanto Barça, Werder Bremen como el propio jugador están de acuerdo con el fichaje. Sólo falta que Guardiola compruebe si cumple los requisitos que buscan para la próxima temporada. La decisión está en sus manos.

Mesut Özil se presenta como un fichaje goloso para cualquier club. Es bueno, barato y promete rendimiento. Este joven jugador de 21 años y origen turco, ha revolucionado el mercado gracias a su gran papel en el Mundial de Sudáfrica. Su actual equipo no ve con malos ojos su marcha. Le queda un año de contrato y prefiere hacerse con los 10-15 millones de la operación, antes que dejarlo marchar libre en 2011. De esta forma, el Werder Bremen tendrá recompensa monetaria. Sin embargo, es posible que los blaugranas usen como moneda de cambio a Hleb para abaratar el fichaje. Desde que llegara a Can Barça no ha convencido a nadie. De hecho, su cesión al Stuttgart no ha dado los buenos resultados que se esperaban. Al regresar a Barcelona, y tras no producirse su fichaje por el Sevilla FC, la única salida es participar en la compra de refuerzos.

Al mismo tiempo que se anuncia la posible llegada del mediapunta, Pep se ha pronunciado sobre la savia nueva procedente de la cantera. Jonathan Dos Santos se postula para respaldar a Busquets en el pivote defensivo, cuando éste se quede en el banquillo. Aunque podríamos verlo en cualquiera de las tres posiciones del mediocampo gracias a su polivalencia. Thiago Alcántara ha sumado puntos tras su participación con los sub-19 y se posicionaría como el futuro Iniesta. Para ello debe caminar con la misma calma que hizo Andrés en su momento e ir disputando minutos sin prisa por hacerse con el puesto. Finalmente, el tercer canterano es Andreu Fontás que actuará de comodín defensivo para suplir las bajas de Chygrynskiy y Márquez.

El movimiento no cesa en el Barça. Tienen jugadores donde elegir, ya sea en la propia casa o bien con ayudas externas. Si finalmente Guardiola da el visto bueno al alemán, ganarían un zurdo con capacidad de asistencias, creatividad en los pases y posibilidad de caer a las bandas. Su talón de Aquiles es su irregularidad contra la que Pep seguro que sabrá cómo luchar. Ahora, en la mente del técnico sólo está el próximo partido oficial contra el Sevilla FC en la disputa por la Supercopa. Aunque juegan fuera de casa y con considerables bajas internacionales, todo apunta con cuotas de 2.08, que serán los culés los que se hagan con el partido de ida.


2 comentarios
  1. Una de las noticias que más me ha sorprendido tras mi viaje es ésta. Si viene al Barcelona sería muuuuuy buenísima noticia. Prefiero que se vaya al Barcelona antes que a otro equipo, porque ahí podría ser aún más grande.
    Un abrazo!

  2. Hola,
    Yo creo que su juego puede adaptarse muy bien al del Barça, pero quizá tanta espera de Guardiola sea un ‘no’. Tal vez la llegada del alemán este año frene el verdadero fichaje que quiere Pep, aunque sea el año que viene: Cesc.
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: