Skip to content

¿La roja se baja del autobús mundialista?

17 junio 2010

NO. El debut de España en el Mundial de Sudáfrica no ha sido como todos deseábamos. Antes del partido se frivolizaba sobre la cantidad de goles que los nuestros serían capaces de meterle a Suiza. Una selección, a primera vista, muy inferior a la nuestra que ha sido capaz de marcarnos un gol y zarandear nuestras ilusiones. Primer partido, primera derrota. Las primeras impresiones de nuestro juego no han convencido a muchos y para otros resultan insuficientes de cara a afrontar esta competición. Sin embargo, hay que pensar que lo importante no es cómo se empieza sino cómo se acaba.

España ha perdido, de eso no hay dudas. Ha perdido ella sóla. Oportunidades y medios suficientes para haber conseguido la primera victoria no le han faltado. Los suizos han hecho su juego. Al comenzar el encuentro, las dudas sobre el intercambio de posiciones entre Derdiyok y N´kufo quedaron resueltas. El primero actuaría de enganche y el segundo se colocaría arriba. Al contrario de como se pensaba que se situarían. Las jugadas suizas se basaron en balones atrás para que la defensa lanzara largos pases al área. De esta forma se buscarían jugadores en posiciones adelantadas que sorprendieran a Casillas. Pocas oportunidades tuvieron para repetir intentos puesto que la posesión estaba en las botas de la Roja. Destaca la labor defensiva de Busquets. Supo posicionarse yendo allá donde se encontraba el balón y recuperándolos con éxito. El inconveniente llegó cuando se estorbaba con Xabi Alonso. Es en este punto donde se abre el debate sobre si es necesario que ambos compartan espacios o si el madridista es capaz de cubrir esta labor por él mismo.

Las asociaciones entre Iniesta, Silva y Xavi se mermaron. Huggel, Inler y Derdiyok fueron los encargados de taponar el centro del juego interior a la vez que Andrés recibía un férreo marcaje de Barnetta. Por su parte, Senderos, recibió la misión de realizar las entradas más duras del encuentro. Silva, entre otros, pudo comprobarlo en primera persona. Aún así, supo aprovechar los huecos generados en la banda izquierda para colarse y crear ocasiones. Ramos fue otro jugador que estuvo muy activo en la faceta ofensiva llegando a pecar de egoísmo en alguna que otra jugada. Quizás todos querían su minuto de gloria con el que inmortalizar este encuentro.

En la primera parte, España abusó de posesión de balón. Fueron innumerables las llegadas pero pocas con peligro. Exceso de toques, pases horizontales y  falta de determinación definen esta mitad. Se echaba en falta verticalidad en el juego y pases en profundidad. Con Silva e Iniesta el juego se interiorizó y necesitábamos un centrifugado tras el descanso para imprimir ritmo desde el principio. Había que reducir el número de toques para buscar la portería con mayor rapidez, buscando los huecos que dejaban los suizos. Tendían a presionar pronto y al volcarse hacia delante, se descubrían espacios atrás que podían aprovecharse por nuestra selección para mandar balones al área para que Villa los utilizara. El triple cambio de Torres, Navas y Pedro por Busquets, Silva e Iniesta no tuvo resultados. Con la salida de Sergio se perdió seguridad. Con la llegada de Jesús se intensificó el juego en las bandas pero repitiendo las incorporaciones en todo momento. El sevillano es activo y centra bien pero esta vez se acusó su falta de altura en los centros. Con jugadores que rondan el metro noventa en frente, los pases eran interceptados por la defensa suiza. No hemos sabido aprovechar los saques de esquina a favor. Con actividad en el juego aéreo y con las características físicas del rival una opción para buscar el gol habría pasado por darle minutos a LLorente.

Las claves del partido han sido claras. Una primera parte excelente sin recompensa. Falta de acierto en las llegadas a portería. Sobrecarga de pases cortos interiores con necesidad de abrirse a las bandas. Debilidad en el juego por alto tanto en defensa interceptando centros como al rematar. Sensación de jugadores fatigados con juego lento y pesado provocado por el desgaste físico de la primera mitad. España se ha dedicado a ordenar, mandar y organizar mientras los suizos esperaban su oportunidad sin moverse de su área. Estos hechos puntuales no deben servir para desanimarnos sino para saber los puntos que hay que mejorar. Debemos recuperar el espíritu de la Eurocopa: Silva e Iniesta en las bandas, Torres y Villa juntos en la delantera y Xavi siendo el mejor creativo. Pero también hay que tener presente los vacíos creados con las ausencias de Senna y Güiza que hoy se han echado en falta.

El Mundial acaba de comenzar para nosotros. Este traspiés debe servir para afianzar nuestro juego y convencernos de que podemos conseguirlo, pero hay que luchar. Partir de favoritos no te hace ganar partidos. Hasta ahora siempre hemos demostrado que sabemos jugar. El fútbol se nos da bien y somos capaces de lo mejor sobre el terreno. Ha llegado el momento de demostrar que, además de hacer un juego preciosista, sabemos ganar. Es hora de convencer de nuestra calidad con títulos. Podemos conseguirlo, para llegar a la meta hay que plantear cada partido como una final. Sólo de esa forma nos traeremos la Copa el 11 de Julio y nuestro nombre aparecerá al lado de Italia, Brasil o Alemania como campeona del Mundo.

4 comentarios
  1. A mi la sensación que me dio es que todos saben cómo juega España pero en la selección no tienen ni idea de cómo juegan ninguno de sus rivales. Está bien tener fe en una manera de jugar, pero en ocasiones hay que saber modificarla sobre la marcha para ‘meter mano’ a equipos que se encierren.

    En cuanto a la tónica de tu entrada. Sí, si había que perder un partido, mejor el primero, con margen de recuperación, que ningún otro. Si España sigue fiel a sí misma (pero interesándose por cómo le pueden plantear el partido sus rivales, aunque sea mínimamente) debería ganar a Honduras. Chile me preocupa más, porque mi admirado Bielsa es todo lo que estoy reclamando: le ha dado un estilo a Chile y encima tiene recontraestudiado al rival.

    Saludos

  2. Ayosinho permalink

    Comparto al 100% tu opinión, como casi siempre, pero una cosa que yo le he estado dando vueltas en los ultimos partidos de España con la ausencia de F.Torres. Porque jugar con 3 medios y 2 de ellos defensivos (Alonso y Sergio) cuando se puede jugar con Cesc de mediapunta?, con los 3 mensionados creamos una tonica en el mediocampo que no beneficia porque al contrario le beneficia que tengan la pelota todo el tiempo que quieran mientras no creen peligro. El tener a ellos 3 en el medio y tener a Silva e Iniesta que muy pocas veces van por banda sino que se meten hacia el centro (Suiza cerraba bien el centro desde el principio) hace que no haya verticalidad, porque Villa no puede moverse de banda derecha a banda izquierda o cuando este se iba a banda su puesto en el centro no lo ocupaba nadie ( cosa que hacía F.Torres o a la inversa ). Tampoco le llegaron balones a Villa en condiciones, solo uno en contraataque que creo que lo falloa por falta de fuelle. Teniendo a Cesc ya tienes a un hombre que da ese ultimo pase, se mueve entre lineas junto con Villa, si Villa se mueve a banda el puede ocupar el centro aunque sea para crear espacios. El partido contra Suiza ha sido mal planteado por Del Bosque ( soy un fanatico de Del Bosque ). Espero que Del Bosque recapacite y al estar ya Torres en perfectas condiciones vuelva al 4-4-2, elección del mister dejo en sacar a Sergio o Alonso.

    Un saludo

  3. neo permalink

    Buen artículo, pero no me gusta nada que le llamen la Roja. Sólo hay una Roja, de toda la vida, y es la selección chilena. Siempre hemos sido la Selección.

  4. Todavía no estamos eliminados de la Copa Mundial. El clima de pesimismo que se ha instaurado tras una derrota es totalmente injustificado porque ni antes éramos favoritos para ganarle a todos “con la gorra”, ni ahora somos unos paquetes incapacitados para tumbar a Honduras y Chile.

    No está de más recordar que siguen siendo los mismos jugadores que hace menos de una semana nos tenían a todos ilusionados con ganar la Copa Mundial. El plantel tiene crédito suficiente y hay que mantener la calma. Ellos se merecen nuestra confianza, lo demostraron en la Eurocopa.

    Un saludo desde Panorama Fútbol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: