Skip to content

Mundial 2010, Francia apuesta por el horóscopo del gallo

5 junio 2010

La selección francesa es una campeona que no encuentra su mejor nivel. Tras llevarse el Mundial del 98 y la Eurocopa del 2000, ha ido cayendo en picado hasta llegar a la situación actual: cuestionados relevos de Zidane, sonado fracaso en su última participación continental y clasificación ‘in extremis’ para Sudáfrica 2010. En este largo recorrido sólo se salva su cita en Alemania siendo la subcampeona.

El ambiente desolador que presenta el combinado galo empeora por días. Tras el suspiro que dieron en el Mundial alemán, su competitividad se esfumó. Podríamos pasarnos horas hablando del calvario que vive esta selección. La gloria alcanzada en la mejor época de Zidane era complicada de superar. El efecto 2000 ensombreció su juego y la sed de triunfos sin llegar a conseguir nada destacable. Sin embargo, poco han hecho para remediarlo. Siguen basando su sistema de juego en potenciar la defensa por encima de la inventiva. Prima la fortaleza física en detrimento de la capacidad goleadora. La marcha de Zinedine dejó huérfanos a los bleus. Muchos fueron los candidatos a reemplazarle pero todos lejos de su magia. Ribery, Gourcuff y Anelka se postularon como favoritos al puesto sin llegar a hacerle sombra.
La selección francesa se desintegra. Tras el sonado fracaso en 2008 y la vergonzosa fase previa para Sudáfrica, fue relegada por detrás de la Serbia de Antic con la que se enfrentó en la repesca. Tuvieron que llegar a las manos para clasificarse y nunca mejor dicho. La acción ilegal de Henry, marcando el gol con la mano, les dio el pasaporte al Mundial. Este hecho apunto estuvo de eliminarlos y los llevó a perder la condición de cabeza de serie.
Muchos son los nombres propios implicados en la aridez que presenta Francia. La piedra angular es el seleccionador. Domenech gana enemigos a la vez que pierde apoyos. Ya no convence a nadie con su filosofía ni su juego. Descontenta a la afición, a los propios jugadores e incluso a la Federación Francesa, que ya ha anunciado que Blanc será su sustituto cuando finalice el campeonato. El papel de víctima le viene grande y no ha sabido aprovechar la calidad de los grandes futbolistas que han pasado por su banquillo. Ha preferido desviar la atención a temas extra-deportivos. Su sonada pedida de mano a su novia periodista llegó en el peor momento tras el fracaso continental del 2008. Buscar referentes en los signos zodiacales de los jugadores para seleccionarlos pecaba de falta de profesionalidad. Excluir a jugadores de la talla de Pires o Trezeguet por ser libras o escorpios denota su irresponsabilidad. Sus decisiones técnicas lo lapidan. No ha convocado aBenzema para llevar a Gignac. Tampoco ha contado con Escudé para fortalecer la defensa. Sus enfrentamientos con parte del vestuario demuestran que su estilo no cuaja en los internacionales.
Otros nombres propios en esta catástrofe son los de Ribery, Gourcuff, Henry, Lass, Gallas o Anelka. El primero ha finalizado una temporada con altibajos. No es Zidane pero posee cualidades destacables como desborde, calidad y gol. Las lesiones, sus malos inicios con Van Gaal, el escándalo sexual y la expulsión en Lyon han eclipsado un curso que podría haberse escrito con mayúsculas en su carrera. Junto a él, Gourcuff, la gran perla del Girondins de Burdeos, conforma una pareja intratable. ‘Tití’, por su parte, no pasa por el mejor momento y ha asumido asistir al Mundial aceptando su papel de suplente. Las malas lenguas aseguran, que el único motivo de su convocatoria ha sido para saldar la deuda con Domenech por clasificarlos para Sudáfrica. Su experiencia y las trazas de calidad que aún posee son algunos de las causas que contrarrestan lo anterior.
Sin duda, si hay que añadir más elementos negativos las lesiones son las candidatas indiscutibles. Primero Lass recibió la baja médica por su problema gástrico, Gallas sigue siendo duda por su lenta recuperación y Anelka ha sufrido un accidente de bicicleta a pocos días del Mundial. Ante tanto contratiempo, Francia pierde puntos entre las favoritas a llevarse la Copa a casa.

Los partidos amistosos disputados contra Túnez y Costa Rica, les ha proporcionado un empate y una victoria, respectivamente. Abidal sigue siendo titular y Henry salió desde el banquillo dando una penosa imagen. Todo apunta a que Domenech usará durante el Mundial un 4-3-3. En la portería, LLoris es el joven portero que parece llevará la titularidad tras probar con Mandanda y Carraso. La pareja Gallas – Abidal son el eje defensivo mientrasSagna y Evra comparten protagonismo en los minutos iniciales de los amistosos. Una defensa al estilo francés, que sepa frenar las embestidas de los contrarios con contundencia. En el centro del campo la ausencia de Lass Diarra provocará que la pareja de Toulalan seráMalouda. Esa fue la usada frente a Túnez. Los balones deben ser recuperados en el centro donde se ve potenciada la ausencia de inventiva francesa. Por delante Ribery, Gourcuff, Anelka y Govou o Gignac pretenden aumentar la tasa de goles conseguida durante la fase de clasificación donde sólo anotaron 18 tantos en 10 encuentros. La gran baza de este equipo se coloca en el centro del campo, siendo imbatible si Ribery y Gourcuff juegan a su mejor nivel. La nota discordante la marca la lentitud de un sistema de juego conocido por todos y que a nadie sorprende a estas alturas.

Los bleus, a pesar de todo, se sitúan favoritos para superar sin problemas la primera ronda. Tras ser apartados como cabeza de serie en los grupos, la suerte se alió para colocarles en un conjunto asequible. Según los apostantes de Betfair, las cuotas colocan a Francia (21) por delante de México(130), Uruguay(170) y Sudáfrica(200). Tras la ronda inicial, deberían verse las caras en octavos contra Nigeria, Corea del Sur o Grecia donde no tendría problemas para llegar a cuartos. LLegados a este punto podríamos presenciar un duelo frente a Inglaterra (7.8). Por equipo, sistema de juego, contundencia e infinidad de motivos, Francia se despediría del Mundial en este punto. Haría las maletas para cerrar un fin de ciclo penoso para una gran potencia mundial que a las órdenes de Blanc volverá a brillar con luz propia.

¡Sígue el Mundial de Francia en Betfair y saca el máximo beneficio a tus apuestas!

3 comentarios
  1. ramon permalink

    Hola me encanta vuestro blog, si queréis os añado a mis enlaces favoritos en mi web y vosotros me añadís a mi, saludos y gracias por la información que a diario ponéis en la web, hasta pronto!!

    http://hoysecumplen.com

  2. La selección francesa pinta mal. Y después de ver cómo Domenech usa partidos de preparación para probar cosas nuevas, ni te cuento. Esperanza cero con ellos.

    Saludos

  3. Yo pienso que, como en la fase de clasificación, pasarán por los pelos. No sé, excepto un par de jugadores, lo demás no me convence. Y de Domenech… Pues mejor no hablo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: