Skip to content

Una medalla de plata con sabor a oro

28 febrero 2010

No podía llegar en mejor momento esta Medalla de Plata de los Béticos Veteranos que ha recibido Rafael Gordillo. Estos días en Sevilla se comenta el revuelo formado por el nuevo frente que tiene abierto la actual directiva del club con este mito verdiblanco. El enfrentamiento viene de lejos pero se ha acrecentado en los últimos tiempos con el descenso al infierno de Segunda y los malos resultados que ofrece el club cada jornada. El 15 de junio de 2009 Roberto Ríos y Rafael Gordillo se sumaron a los miles de béticos que  en su marcha por la Palmera pedían la cabeza de Lopera para resurgir al Betis de sus cenizas.

El detonante esta vez son unas nuevas declaraciones hechas por Rafael en las que ratifica su decisión de no abonarse al club como socio. Considera que hay que poner remedio a la crítica situación actual desde arriba porque el problema es estructural. Si se toca la cima de la pirámide, cambiará entera pero respetando a todos aquellos que trabajan en el Betis para sacarlo adelante. Para ello la solución pasa por no abonarse al club ni comprar las entradas en cada partido. Sin dinero se acabaría el negocio y se verían obligados a vender o marcharse, liberando a los béticos de la actual esclavitud a las que les tiene sometidos “don Manué”.

Ante las declaraciones de Gordillo no se ha hecho esperar la respuesta de la cúpula verdiblanca. A través de la radio del Real Betis Balompié se ha atacado y amenazado gravemente a este ex-jugador acusándolo ante todo de no ser un verdadero bético ni sentir los colores como dice. Lo acercan más a un traidor que a un mito viviente del club de Heliópolis.

Rafael Gordillo agradece este homenaje de los veteranos que aparece en el momento idóneo para seguir luchando contra el acoso personal y los ataques a los que se ha visto sometido en días atrás.

Muchos estarán a favor de Lopera y otros de Rafael. Unos tendrán la razón y otros no. Pero donde no debe haber dudas es en el beticismo que desprede este profesional al que a pesar de vestir otras camisetas, la verdiblanca siempre estuvo presente. Fíjense si no, en esta imagen que deja claro los verdaderos colores que vestía Gordillo.

From → Betis, Fútbol

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: