Skip to content

Resucita la moribunda armada invencible en la Bombonera de Nervión

14 enero 2010

Ayer comentaba que hoy titularía así mi entrada tras el esperado partido de Copa si el Sevilla hacía frente a los culés y conseguían romper con esa crisis en la que se habían visto involucrados como consecuencia de las reiteradas y múltiples bajas por lesión o incorporaciones a selecciones y no estaba muy lejos de la realidad que se ha vivido hoy en el Pizjuán.

El partido comenzó con una clara presión por parte del Barcelona que desde el primer momento quiso hacerse con el balón, con el terreno de juego y con el marcador pero sólo quedó en el intento y pronto llegaron las primeras ocasiones para los locales quienes pretendían afianzar el resultado con un gol en casa. Las oportunidades llegaban de manos de Negredo, Romaric y los magistrales centros del escurridizo Navas. Pero en frente tiene el Sevilla al mejor equipo de los últimos años y eso pasa factura como se verá en la segunda mitad. La primera parte del partido fue una continua presión por parte de ambos equipos, aunque con un mayor número de llegadas para los sevillistas y claras oportunidades para los blaugranas que tuvieron en sus botas adelantarse en el marcador del partido pero con poca definición. No llegaron a encontrar muchos huecos puesto que el Sevilla hacía un buen marcaje, pero cuando encontraban el resquicio, el peligro era inminente aunque no certero.

Se vuelve a ver al Sevilla de los mejores tiempos: centrado y ordenado, jugando como sabe y con un Navas que ha hecho una primera parte magnífica. Se llega al descanso sin cambios en el marcador y se ve más cerca de los Cuartos al Sevilla FC.

Tras reanudarse el partido, se repite la misma situación inicial: el Barsa no quiere caerse de la competición y lo intenta desde el primer segundo. Una y otra vez se suceden llegadas a la guarida de Palop, quien protagoniza grandes paradas y obtiene un papel esencial en esta segunda mitad convirtiéndose en el salvador del partido tras enfrentarse cara a cara a goles casi seguros de Messi y Henry. En ningún momento el buen juego se pierde por muchos nervios que corran por el campo y así, Iniesta, nos deleita con jugadones con los que rompe al equipo e intenta sorprender a la portería contraria. Los visitantes lo intentan con todos sus jugadores y quien la persigue la consigue…quién si no Xavi podría acercar a los defensores del título a su revalidación. Un disparo imparable desde la frontal, que aunque Palop intenta parar le resulta imposible llegar aunque lo roza.

A raíz del gol, los nervios se agudizan, hay movimientos en ambos banquillos y aumenta la presión. El Sevilla defiende duramente y el Barcelona comienza el bombardeo como si se tratara de una ak 47. Los andaluces apenas tienen oportunidades y se esfuerzan por defender y tapar cualquier resquicio que haya. Aunque en los últimos diez minutos estuvieron cerca de tener el empate en el bolsillo pero la aparición de Pujol esfumó cualquier idea de zanjar antes de tiempo el partido.

Los últimos minutos se hicieron eternos. Muchas presiones, robos de balón, faltas y entradas que se combinaron con rechaces acertados esta vez por parte de Drago ( no como en el partido contra el Atl. Madrid) que apareció con un pie salvador para evitar que el centro de Pedro creara una situación trágica para los sevillistas. Los minutos de descuento se resumen en pérdida de tiempo de los andaluces y varias amarillas a los catalanes quienes se salvaron de la expulsión de Henry por roja directa por su entrada a Capel.

En el minuto 93 tiene lugar el final del partido. El Sevilla vuelve a perder en casa pero consigue salvar la eliminatoria. Ha sido un gran partido que me ha recordado a los encuentros de la Premier en los que desde el pitido inicial hasta el final se presiona como si se tratara del último suspiro.

Los titulares no se hacen esperar: El campeón hinca la rodilla ( Marca), Palop acaba con el invencible Barsa (As), Mueren de pie ( Mundo deportivo), …y es que el de hoy es un día que será recordado como el día en el que el mejor FC Barcelona de todos los tiempos, en el que el mejor club de las últimas décadas es eliminado de una competición tras más de un año sin conocer la derrota en ninguna competición…Yo prefiero quedarme no con esa derrota -me enseñaron que no hay que jactarse de las desgracias ajenas-, sino con el equipo que ha sido capaz de poner fin al reinado blaugrana, el único que en todo este tiempo ha sido capaz de hacerle frente y ponerse a su altura llegando a superarlo en varias ocasiones y este equipo es -quién si no- el Sevilla FC.

Creo que puedo poner punto final a esta entrada haciendo alusión al estandarte de todo sevillista, su himno, ya que puedo resumir el partido y esta final adelantada de esta manera: “Dicen que nunca se rinde, Y el arte de su fútbol no tiene rival….”

One Comment
  1. Creo que no está bien no hacer alusión al resto de partidos de los que destaca el final del sueño del Alcorcón que se une al Villarreal como primeros eliminados de esta competición. Otro equipo que dice adiós a esta competición es el Valencia que cayó ante un Depor que cada vez recuerda más a su momento de gloria con el Superdepor de Bebeto. Hércules cae ante Osasuna tras sufrir mucho en el Reyno de Navarra. Otra despedida esperada es la que ha protagonizado el Málaga ante el Getafe. Por tanto de momento se han clasificado: Sevilla, Celta, Depor, Osasuna, Racing, Getafe. Faltan los encuentros que se disputarán mañana entre Atlético – Recre y Mallorca- Rayo Vallecano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: