Saltar al contenido

¿La pulga barre a la pelusa?

22 marzo 2010

Tras el deleite de Messi en el encuentro contra el Zaragoza volvieron a dispararse las voces de alarma. De nuevo, se abría el debate sobre si Leo es digno sucesor del “Pelusa” o si ya lo ha desbancado como el mejor de la historia del fútbol. La respuesta es complicada teniendo en cuenta que la carrera de “la Pulga” acaba de comenzar y habría que esperar al final de su trayectoria profesional para comparar datos, estadísticas y títulos conseguidos por ambos genios.

Desde la retirada de Diego Armando se le ha intentado buscar un digno sustituto capaz de seguir sin titubear la estela que éste había marcado y que era prácticamente imposible de seguir. El primer candidato directo fue su recambio frente a Rumanía en el Mundial de EEUU del 94, Ariel Ortega. Pronto se convertiría en un ídolo de masas con gran capacidad para jugar entre líneas aunque si por algo destacó fue por protagonizar escándalos fuera de los terrenos de juego por sus problemas con la bebida. Al “Burrito” pronto le salió competencia en la lucha por hacerse con la herencia que había dejado Diego. Sus pupilos compartían nacionalidad con el Pibe: Saviola, D´Alessandro, Aimar o Riquelme son algunos de los nombres que se hicieron hueco en esta encarnizada lucha por ser el digno sucesor capaz de desbancar al maestro. Con la llegada de Messi al fútbol profesional se reactivaron las comparativas con Maradona y los amantes del fútbol soñaron con la adopción definitiva tras los años que llevaban huérfanos desde la retirada del Pelusa. Pero, ¿qué hace diferente a Leo Messi de los demás candidatos?

Tan sólo hay que verlo jugar cinco minutos para darnos cuenta de la magia que brota de sus botas. En su juego entran en equilibrio la técnica, el físico y la inteligencia. Su escasa estatura no es un impedimento para desbordar a los contrarios con facilidad ya que su fortaleza y  velocidad determinan su aguante ante los rivales en el desmarque. Su sangre fría y puntería lo convierten en el especialista de las jugadas a balón parado: ni córners, faltas o penaltys se le resisten. Es un jugador polifacético capaz de hacer su mejor juego en el centro del campo, bandas o en las posiciones de delantero puro. A día de hoy sólo le falta ejercer de guardameta para completar su trabajo, algo que no sería de extrañar por su gran capacidad para asumir responsabilidades en los momentos complicados. Parece que Pirelli pensó en él cuando lanzó su conocido slogan que lo define a la perfección: “La potencia sin control no sirve de nada“.

Todas estas características convierten a “la Pulga” en un futbolista decisivo, completo y superior al resto pero que lo acercan al Pelusa. Ambos fueron excelentes zurdos, ganaron un Mundial Juvenil con Argentina, militaron en las filas del FC Barcelona y ambos fueron pillados marcando un gol con la mano. Es difícil adivinar si son comparables o si uno es capaz de aplastar al otro. Con 22 años Maradona ya ostentaba varios títulos a la vez que iniciaba su andadura española en el club blaugrana. Su fútbol ofensivo revolucionó la ley del cerrojo que imperaba en aquella época y ya tenía a sus espaldas el Campeonato Metropolitano con el Boca o la Copa del Rey con el Barça. Sus menciones eran propiamente individuales: máximo goleador en el campeonato metropolitano argentino tres años consecutivos, mejor jugador del Mundial Juvenil de Japón y máximo anotador en el campeonato nacional. Si miramos los números de Messi comprobamos que de momento su palmarés supera a su antecesor. Medalla de Oro en los JJOO de Pekín 2008, 3 Ligas, 3 Supercopas de España, 1 Copa del Rey, Copa del Mundial Sub´20, 2 Champions, Supercopa de Europa, Mundial de Clubes, Balón de Oro y siempre presente en el once idial de la UEFA.

De lo que no hay dudas es como dijeron en una ocasión que “a esta pequeña maravilla del fúbol ya se le puede comparar con Maradona” pero habrá que esperar algunos años para saber si el pupilo barre de un plumazo a la “Pelusa” o por el contrario se queda en el intento. Quién sabe las lesiones que puede sufrir, la sequía de goles que le puede asediar,  si la creatividad se puede dormir para siempre o si su nivel es sólo un espejismo por el buen juego de su club que se esfuma cuando viste la albiceleste. El tiempo lo dirá pero de momento, sus compatriotas lo animan en sus encuentros con una pancarta que sugiere: “Dios es Argentino y su Messías también“.

4 comentarios
  1. La clave esta en lo que dices en el ultimo parrafo. Es todo un merito que finalmente se te pueda comparar con uno de los mas grandes de la historia teniendo solo 22 años. Y lo bueno que tiene este chaval es que todo el mundo esta de acuerdo en que no son comparaciones “prematuras” como a pasado hasta ahora.

    Le quedan tranquilamente unos 10 años de futbol, asi que… sigamos disfrutando con su futbol y dentro de unos años podremos decir a nuestros nietos que nosotros vimos jugar a Messi, a Zizou (que nadie le olvide)…

  2. Yo he visto a los dos(a Maradona no tanto, pero me acuerdo bastante) y tengo que decir que Messi es mejor, pero también por quien esta rodeado, la Argentina del 86 tenía buenos jugadores, pero el Barcelona de Messi, tiene jugadorazos.

    Messi como dije en mi blog él y el Kun Agueron son los dos jugadores que he visto en directo que más me han impresionado, nunca se me olvidara el regate que le hizo a Pernia el año pasado en Copa del rey

    Un saludo, te agrego para seguirte

    Jorge

    Atletico-Liverpool

    The Kid Torres

  3. En cosa de 5 años he oido esto de 4 jugadores distintos… a saber:

    Zidane: En su etapa en el Madrid se engrandeció su figura, creo que está un peldaño o dos por debajo de los 4 grandes.

    Ronaldinho: Si se hubiera cuidado su figura hubiera sobrepasado a los 4 antes mencionados. Sólo él se puso límites.

    Messi: El futuro y la perspectiva hará que lo veamos de una manera o de otra, le falta algún éxito con su selección.

    Robinho(!): En alguna portada tras su debut en Cadiz aparecía el nombre de Pelé xD.

    Un saludo Montse

  4. Personalmente creo que es complicado quedarse con un único jugador como el mejor del Mundo. La respuesta correcta a la pregunta…¿cuál es el mejor? debería ser Depende o para qué. Depende de las circunstancias, del momento, del equipo, del tipo de juego y del estado del jugador. Todo depende. Es innegable que hay grandes nombres que se disputan el liderazgo: Messi, Maradona, Pelé, Di Stefano, Cruyff, Beckenbauer o Platini. Pero cada uno jugó en una época diferente, con equipos distintos y con condiciones nada comparables.
    Cuantos más nombres propios salgan en las encuestas será mejor para los aficionados porque estaremos ganando en la calidad de nuestro deporte rey.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: